" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento al final del exodo (Campamento No. 42), lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús, Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios. En el evangelio de Mateo cap. 1 vers. 1-17, las Escrituras nos hablan de 41 generaciones desde Abraham hasta Jesus, correspondiendo la 42ava generación a la del Cristo; la generación de aquellos que han nacido de nuevo, los redimidos bajo la sangre y la vida de El, como primicias de una nueva generación".
Saludo cordial estimado visitante.
Esperamos que através de este Blog seas motivado a caminar en pos de la Verdad y asi puedas identificar el engaño de la Religión (Religión es el intento de hacer lo correcto sin antes haber recibido una verdadera transformación interior). En el mejor de los casos la Religión solo puede controlar o modificar en parte el comportamiento externo de una persona (la Verdad transforma el interior por el poder de Dios).

11 de febrero de 2011

BIENAVENTURADOS LOS PACIFICADORES…


Martin Stendal

“Bienaventurados los pacificadores; porque
ellos serán llamados hijos de Dios.”

A Jesús le gustaría valerse de todos y cada uno de nosotros para traer Su paz a los que nos rodean. Cuando entramos en el espíritu de las enseñanzas de Jesús, Su Espíritu Santo empieza a obrar en nuestra vida y empieza a sanar las relaciones que hemos roto con los que nos rodean.

Cuando cooperamos con el Rey Jesús, empezamos a encontrar que aun nuestros peores errores y fallas pueden cambiarse en algo positivo, si los admitimos sinceramente, sometiendo mansamente nuestras áreas problemáticas a Su control, y perdonamos misericordiosamente a los demás.

Si permitimos que el Espíritu Santo nos entrene para ser pacificadores, nos asombraremos al observar que nuestros errores y nuestras fallas se han hecho mucho más pequeños. A Dios le gustaría adoptarnos en seguida en Su propia familia y llamarnos Sus hijos siempre y cuando nos sometamos a Su autoridad y disciplina. Nuestro papel como pacificadores es ayudar a los que nos rodean a hacer la paz unos con otros y con Dios.

Rescate su Familia – Martin Stendal
"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry