" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

7 de noviembre de 2011

LA GRAN MENTIRA


George Davis y Michael Clark

Satanás ha fabricado una red de mentiras para asustar a los creyentes. Él ha marcado a los que siguen al Espíritu como místicos, fanáticos y “tan centrados en el cielo, que no sirven para nada en la tierra”.

Muchos de los sabios maestros de la cristiandad hoy día se comportan como si las palabras de Pablo en 2ª Corintios 3:6 dijeran: “El Espíritu mata, pero la letra da vida”. Constantemente dan advertencias sobre los peligros de ser dirigidos solo por el Espíritu de Dios.

Dicen que desde el cierre del canon de las Escrituras, Dios ya no nos habla más directamente por Su Espíritu, sino que lo hace por medio de la Biblia solamente. Con tal lógica, han creado con gran éxito una religión tan protegida del Espíritu y del poder de resurrección de Dios como la que crearon los Saduceos.

SI dices que Dios te hable por Su Espíritu, te miran como si estuvieras poseído por un demonio, o si tienes suerte, como si estuvieras en rebelión. Esto es especialmente así si lo que escuchas no encaja con la oficialidad. Cuando arrojas las perlas del Espíritu delante de hombres de esta clase, no solo trataran de pisotearlas en el lodazal de la doctrina de iglesia, sino que lo más probable es que también intenten hacerte trizas.

Un pastor dijo que tenía un auténtico problema con los que decían, “Dios me dijo esto o aquello”, porque “no estar de acuerdo con ellos es no estar de acuerdo con Dios”.
Puede que haya más verdad en esto de lo que él mismo podía apreciar. Los que lleguen a conocer la verdadera reforma de iglesia, deben vencer esas mentiras y vencer sus temores de ser guiados por el Espíritu en lugar de por las tradiciones y opiniones de los hombres.

Los abusos de esos individuos que profesan que el Espíritu los dirige cuando en realidad están siendo guiados por sus propios deseos, complica todo este asunto de forma tremenda.
Recuerda que cuando Jesús estaba siendo guiado por el Espíritu, puso Su vida en obediencia al Padre en el camino de la cruz. Cuando Pedro intentó disuadirle de caminar por este sendero, Jesús le respondió: “¡Apártate de Mí, Satanás! Porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las cosas de los hombres.”

El que es una piedra de tropiezo para los que siguen el impulso interno del Espíritu de Dios, aún pensando que está salvándolos al oponerse, habla por Satanás, no por Dios.


Los entrometidos que apagan el Espíritu en un esfuerzo desesperado por desarraigar el error y mantener a los demás en lo estrecho y recto, matan la capacidad del santo de escuchar la voz de Dios. Sustituyen la voz de Dios con la suya propia. En reacción a la extrañeza espiritual de unas pocas almas dementes, advierten continuamente de los peligros de una vida dirigida por el Espíritu Santo.

Pero son los que ponen sus corazones delante de Dios y los que se someten a Sus fuegos purificadores, los que Le verán como Él es. Estos no sólo conocerán la verdad, sino que caminaran en la luz de la vida.

Te invitamos a que te eleves en el viento del Espíritu con las alas que Dios te ha dado. ¡Monte arriba! Abandona las ataduras terrenales, las tradiciones y las cuerdas del temor que te han sujetado abajo.
No dejes que los errores o el discurso que inspira temor de los demás te disuada de la maravillosa aventura de caminar tras el Espíritu, libre de la impaciencia de hombres controladores. Todo comienza con la recuperación de tu caminar interior con Dios.

A toda la verdad – M.Clark y G.Davis.

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry