" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

30 de abril de 2011

EL PROBLEMA QUE CRISTO VINO A RESOLVER

 


Martin Stendal

Mucha gente no entiende el problema que Cristo vino a resolver; por lo tanto, tampoco entiende la solución.
 
El problema no es solamente: “¿Qué hacemos para que nuestros pecados sean perdonados?”, sino:  “¿Cómo obtendremos una vida nueva de victoria sobre el mundo, la carne, y el diablo?”.
El plan de Dios incluye la rehabilitación del pecador, así como el perdón de sus pecados. 
Para entender el problema que Cristo vino a resolver, debemos regresar al jardín del Edén, donde empezó el problema. En el jardín, antes de la caída, encontramos a Adán y a Dios unidos en comunión.
Dios se reservó para Si el conocimiento de lo que es bueno hacer y de lo que es malo hacer.  Puesto que Adán sólo era un administrador del jardín, y Dios era el dueño, cualquier decisión de Adán podía de ser cambiada por Dios.
 
Probablemente, Dios aprobaba la mayor parte de las ideas de Adán, pero Adán (a causa de su entendimiento limitado) podía hacer algo perjudicial para el jardín y Dios tendría que ejercer su autoridad, y cambiar el plan de Adán.
 
Parece que Adán se fue cansando gradualmente de que Dios tuviera la última palabra; y por el mal consejo de Satanás, primero Eva y después Adán, cedieron a la tentación de tomar por si mismos el conocimiento de lo que es bueno, y de lo que es malo hacer. Ellos cayeron en la mentira de Satanás, de que ellos podrían ser como dioses.
 
Antes de la caída, Adán tenía tres partes principales llamadas carne, hombre interior, y espíritu.    (Grafica 1)
 
Cuando Adán pecó, Dios le había dicho que moriría ese mismo día. Adán murió  espiritualmente ese día, pero, también la carne sacó ventaja de la muerte espiritual de Adán y, por la ausencia del espíritu,  ocupo el lugar que Dios había ocupado.
 
La carne tomó el control del alma de Adán y lo convirtió en esclavo de  la carne, del pecado y  del diablo.     (Grafica 2) 
                                                                                    
 
En lugar de ser una persona de tres partes, hecha a imagen y semejanza de Dios, Adán era ahora una persona de dos partes, con la carne al mando.
Adán traspaso esta condición lastimosa a toda su descendencia, incluso a todos nosotros, los que vivimos hoy.
 
El aun, tenía un lugar vacío, donde el Espíritu acostumbraba morar, y el hombre a estado tratando de llenar ese vacío espiritual de su ser con alcohol, con drogas, con diversiones, con materialismo y con éxitos en los deportes  y en los negocios, pero nada llenará ese vacío espiritual.
Dios creó al hombre para que esté en comunión con El. Como dijo alguna vez el famoso poeta Tennyson: “El hombre estará sin descanso hasta que descanse en Dios”.
 
.- CARNE: primero, la carne no es siempre mala. Dios dijo que era buena en gran manera, junto con el resto de la creación. (Génesis 1:31). Adán y Jesús tenían la misma carne; sin embargo, en Jesús estaba bajo control y no era pecaminosa. 
La carne solamente es mala cuando ella es la que manda.
Por ejemplo: no es malo comer, pero la glotonería es dañina. El sexo dentro del matrimonio no es pecaminoso; pero el adulterio y la promiscuidad son pecados.
La carne fue concebida para servir al hombre, mediante el poder del Espíritu Santo. Sólo Cristo puede controlar la carne.
Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, disolución, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a  éstas.     (Gálatas 5:19 -21).
 
-  ALMA: El término Alma se refiere a la personalidad, junto con la Voluntad  y las Emociones. (En esencia su SER). 
Nuestro gran problema es que estamos muertos espiritualmente, alejados de la comunión con Dios, y somos esclavos de la carne, del pecado, y del diablo.

Muchos versículos nos enseñan esta verdad: ninguno puede servir a dos señores (Mateo 6:24); porque si viviereis conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu  mortificáis las obras del cuerpo, viviréis.
 

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios (Romanos 8: 13, 14) (véase tambiénSantiago :4).
                                                                         
Mucha gente piensa que la vida cristiana es una batalla constante de altibajos con la carne y el espíritu. Estas ideas vienen de una comprensión equivocada de Romanos 7 y Gálatas 5 :17.
 
Porque la carne codicia contra el Espíritu, y el Espíritu contra la carne; estas cosas se oponen la una a la otra, para que  no hagáis lo que quisierais.
 
Por tanto, lo que Gálatas 5:17 está diciendo es que si usted está viviendo según la carne, entonces el Espíritu no puede hacer lo que él quiere, y que si usted anda en el Espíritu, entonces, la carne no puede hacer lo que ella quiere.
 
En otras palabras, o usted está viviendo según la carne o está andando según el Espíritu, pero, no puede hacerlo en ambos al mismo tiempo.
 
Eso queda muy claro cuando vemos el versículo anterior, Gálatas 5:16.
 
Digo pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
(Y en el versículo 18):
 
Pero si sois guiados  del Espíritu, no estáis bajo la ley (del pecado y de la muerte).

Así, en este momento, o usted está viviendo bajo la carne, o bajo el Espíritu. Mientras usted ande en el Espíritu (durante semanas, meses o años) tendrá victoria. La única manera en que usted puede ser derrotado es cuando aparte su vida del control del Espíritu Santo y empiece a vivir según la carne.
 

Esto  es extremadamente peligroso puesto que, si viviereis conforme a la carne, moriréis  (Romanos 8.13). Pero, como ya lo hemos citado antes:
 
Más si por el Espíritu mortificáis   las obras del cuerpo, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales (y solo ellos) son hijos de Dios (Romanos 8 .14).
Veamos los círculos que simbolizan la carne, el hombre interior y el espíritu. Sabemos que el hombre viejo, muerto espiritualmente en delitos y pecados (Efesios 2:1), es un esclavo de la carne, del mundo y del diablo.
 

Ahora, cuando la palabra de la Verdad del Evangelio llegue a él, aun cuando sea un esclavo del pecado, Dios le ha dado libre voluntad en un solo asunto: Puede decidir permanecer donde se encuentra, como esclavo  del pecado, o puede repudiarlo y apartarse de esa condición esclavizante por medio del arrepentimiento y poner su fe y su confianza en Cristo, como su nuevo Señor y Salvador.
 
Cristo, la palabra Viviente de Hebreos 4:12-13 es viva y eficaz, y más penetrante  que toda espada de dos filos; y que alcanza hasta entrar al alma y el espíritu y entrara inmediatamente en el corazón receptivo.
 
El condenará el pecado y acabara con la servidumbre y la esclavitud  a la carne, y liberará al cautivo. Ordenara a la carne que salga de todas las áreas donde haya usurpado el poder. En lugar de la mente carnal, El se instalará allí, en su reemplazo, y nosotros tendremos la mente de Cristo.
 
El nos limpiara y escribirá Sus mandamientos en las tablas de nuestros corazones (el nuevo Pacto). Toda esta operación se llama la circuncisión del corazón  (Colosenses 2:11-12), donde la espada cortante de dos filos (la palabra viviente) nos hará libres de las cadenas, liberándonos de la esclavitud de la carne.   (Grafica3)                                                                           
 
Así que si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.    (Juan 8:36).
 
¡Aleluya! ¡Que Salvador!  El libertará a los cautivos y romperá todas las cadenas. Después de que El nos ha liberado, nos hace una amonestación: estad, pues, firmes en la libertad en que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez a estar presos en el yugo de servidumbre.    (Gálatas 5:1).
Son cosas tales como los vicios mundanos al igual que las reglas religiosas que tratan de tomar el control y decidir cuando, como, donde, y por medio de quien oraremos y adoraremos.
 
La verdad grande y maravillosa es que Dios quiere que nosotros tengamos comunión directa e intima con El mediante el Espíritu Santo, sin que haya mediación de nada ni de nadie.
 
Nosotros vamos a entrar con confianza ante el trono de la gracia. El velo se rompió por medio, y estamos invitados a santificarnos para entrar en el Lugar Santísimo de la plenitud en Dios. Nuestro cuerpo es el templo del espíritu Santo.
 
Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.   (Colosenses 1:27).
 
El Problema que Cristo vino a Resolver – Martin Stendal

27 de abril de 2011

LA VIDA EN EL ESPIRITU

Clayton Sonmore


No podemos escapar a la necesidad que tenemos de un nuevo encuentro con “aquel Jesús coronado de gloria y de honra, que es hecho un poco menor que los ángeles por pasión de muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.”

El hombre y la maquinaría del hombre ya no pueden controlar lo que está ocurriendo en la hora presente. Dios esta soplando sobre un número creciente de los que están inhalando el hálito fresco de la VIDA EN EL ESPIRITU. Regados por todas partes hay personas y pequeños grupos, provenientes de diversos estratos, que están entrando en la CONFRATERNIDAD DEL CAMINO VIVIENTE.

Ellos están descubriendo el glorioso secreto de una UNION VITAL con el Señor. Una vez ellos vivieron de sus experiencias pasadas pero ahora conocen el júbilo de la comunión diaria con El. ¡Qué diferencia la que ha producido esto en la perspectiva y en el ministerio de aquellos que entran en las profundidades de la VIDA DEL FLUIR EN EL ESPIRITU.

Muchos están encontrando este camino viviente y están disfrutando de una clase de vida y de una perspectiva completamente nuevas. Ellos están empezando a ser llevados a  la plenitud de Dios. Están empezando a ser llevados  a la cabeza de la gloria eterna, y están empezando a encontrar algo de los que la iglesia ha carecido durante tanto tiempo: un lugar para andar en el espíritu, para andar en luz, un lugar exento de las propias ambiciones y de los propios deseos.

Este es un lugar donde ellos pueden decir verdaderamente: “no se haga mi voluntad, oh Dios mío sino la tuya.”

Ellos se dan cuenta que no pueden vivir de las bendiciones de ayer, porque las bendiciones de ayer pertenecen al viejo orden. Ni tampoco pueden vivir de las bendiciones del mañana, porque el camino del Espíritu excluye el pasado o el futuro, y nos lleva AHORA A LO ETERNO.

AHORA es el día de salvación. AHORA somos hijos de Dios, y aun no es manifestado lo que hemos de ser.

Si, Dios tiene la salvación completa para el hombre completo. Nuestro Dios se preocupa por el HOMBRE completo: cuerpo, alma y espíritu, y El ha prometido atender todas sus necesidades, tanto materiales como temporales, según Su riqueza en Gloria.

Jesús dejo a sus discípulos con todas estas palabras: “os es necesario que yo me vaya, porque si yo me fuere, os lo enviaré. Y cuando él viniere redargüirá al mundo de pecado, de justicia y de juicio… Cuando viniere aquel Espíritu de Verdad, él os guiará a toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará de todo lo que oyere, y os hará saber todas las cosas que han de venir. El me clarificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.” Si, “al espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque está con vosotros, y será en vosotros.” Y tenemos la promesa de que “todo lo que tiene el Padre, mío es” porque “todas mis cosas son tus cosas, y tus cosas son mis cosas.”

Hermanos míos, ¡este consolador a llegado! ¡El está aquí! El quiere guiarlos a ustedes, El quiere guiarme a mí y a todos nosotros, los que estamos dispuestos a pagar el precio de entrada al NUEVO DIA de DIOS, en la gloriosa VIDA EN EL ESPIRITU… ¡en ese lugar total de comunión con el padre y con el hijo!

Más Allá del Pentecostés – Clayton Sonmore

25 de abril de 2011

ES REALMENTE LA DEMOCRACIA EL CAMINO DE DIOS?

Clayton Sonmore

Como un  cuerpo de creyentes – casi hemos llegado a olvidar nuestras bases iniciales de funcionamiento como una TEOCRACIA en la cual los puestos  y los gobiernos funcionaron mediante el ORDEN DIVINO. En total y beligerante desafío de las escrituras, el hombre de hoy ha hecho el cambio por la DEMOCRACIA (la elección y el gobierno mediante la mayoría) como el modo predominante de gobierno y de determinar la voluntad de Dios en todo asunto.

Hay tanto lavamiento de cerebro en el mundo (del que nosotros no deberíamos ser) con respecto a los meritos de la democracia, que aun el pueblo de Dios- casi en su totalidad – se engaña al creer en la democracia como el modelo ordenado por Dios.

Declaro sin reservas que la democracia (el gobierno por el hombre) no es de Dios. La Palabra también confirma que solamente la teocracia (el gobierno por Dios) y los principios teocráticos son de Dios y que la democracia y los principios democráticos son de la carne.

La última palabras de Jesús antes de la ascensión fueron instrucciones para los discípulos: “Mas vosotros asentad en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis investidos de la potencia de lo alto” (Lucas 24:49). Aun con tal exhortación, el único hecho o acción entre la ascensión y la efusión del Espíritu, fue un pecado, al ignorar este mandamiento de “esperar al Espíritu Santo” antes de hacer cualquier cosa.

Este simple acto de desobediencia fue el deseo carnal de los discípulos de escoger a Matías para reemplazar a Judas por medio de la democracia. Que ellos hubieran esperado, obedeciendo el mandato del Señor, habría sido subsecuente a la “unción” en el Aposento Alto, y en el horario de Dios y a la manera de Dios, en la más alta voluntad de Dios, y/o en la hora de Dios. Sin embargo, Matías podría haber sido el escogido de Dios, pero estoy seguro de que este nombramiento habría sido por los medios teocráticos.

El echar suertes fue un modelo del Antiguo Testamento, pero jamás leemos sobre este procedimiento después del Aposento Alto. Es significativo, por lo menos, que jamás se hubiera hecho de nuevo en la palabra ninguna mención a Matías después del nombramiento.

Desde ese día hasta el día de hoy, los procedimientos democráticos han sido el factor determinante en la mayoría de las organizaciones y de los organismos. Por no ser bíblica, la democracia siempre producirá – tarde o temprano – el “hombre escogido por el hombre,” y el “plan del hombre,” antes que el “Hombre escogido por Dios” y que el “plan de Dios,” en todas las sociedades donde practique la democracia antes que la teocracia.

Es evidente, con mucha frecuencia, que en cualquier grupo o cuerpo espiritual, hay dos clases de personas: la mayoría, que es la menos espiritual, y la minoría espiritual; esta última, clama en la intercesión por algo más alto; y la primera, que es la que se opone, persigue – a menudo – a la minoría. Trátese de un grupo pequeño de personas o de una denominación completa, la mayoría menos espiritual elige, usualmente, sus contrapartes menos espirituales en más altas posiciones ejecutivas.

Finalmente, la mayoría consigue – usualmente al “Hombre escogido por Hombre” para el liderazgo, en lugar del “Hombre escogido por Dios” y, una vez más el “Plan del Hombre” en lugar del “Plan de Dios.”

La TEOCRACIA (el gobierno por la guía divina de Dios mediante los hombres) es la única norma viable de Dios. Esto no viene por votación de muchos, con un sistema de mayoría impositiva, que después trata de imponer a Dios de laguna manera en la acción mayoritaria.

Solamente hay un “así dice el Señor,” y creo que hay un pueblo dentro de otro pueblo que ya tiene suficiente de esa cualidad del enclenque, del don de nadie, del que es como un niño que puede recibir y que está recibiendo la Palabra del Señor de Su propia Boca.

Estos son un pueblo que está dispuesto a pagar el precio del malentendimiento y de la persecución por parte de la mayoría menos espiritual.

“Ministrando pues éstos al Señor,  y ayunando, dijo el espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado.” No sabemos exactamente  de qué manera ha hecho Dios que ellos oigan su palabra, o conozcan Su voluntad en cuanto al puesto de Dios dentro del cuerpo. Pero podemos estar seguros de que no fue mediante una elección democrática, impuesta por la mayoría.


Sin embargo, sabemos ciertamente que “El es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos,” y que “El no hace acepción de personas” y que así como El habló para los SUYOS en tiempos pretéritos, así también El lo está haciendo hoy a los SUYOS.

Mas Allá Del Pentecostés - Clayton Sonmore

21 de abril de 2011

TEMPLO NO HECHO DE MANOS


 
George H. Warnock

Un día en que David se encontraba sentado en su hermosa casa de cedro, hablando con el profeta Natán, miro de soslayo hacia la tienda endeble que él había levantado al otro lado del patio para el arca de Dios, y pensó que él tenía una residencia más cómoda y más bella que aquella que tenia Dios; y sintió preocupación por esto.

Volviéndose hacia el profeta le dijo: “ He aquí yo habito en casa de cedro, y el arca del pacto del SEÑOR debajo de cortinas” ( 1 Crónicas 17:1).

Natán comprendió lo que David quería decir y lo ánimo para que siguiera adelante y edificara una morada adecuada para el SEÑOR.

Sin embargo, esa misma noche vino palabra del SEÑOR a Natán con un mensaje para el rey. Dios le recordaba a David que el siempre había andado con su pueblo y que se había movido en medio de ellos en una edificación sencilla, en forma de tienda, yendo de “tienda en tienda, y de tabernáculo en tabernáculo.”

Dios le declaro a David que El no necesita realmente de una casa de cedro para morar en ella, y concluyo diciéndole que su propósito era edificarle una casa a David, y que el establecería para siempre al hijo de David en su casa y en su Reino ( ver Crónicas 17:13-14).

La promesa inmediata era para Salomón, quien edificaría el templo que David quería levantar; pero la promesa iba más allá de Salomón y llegaría hasta el Día de Cristo, el hijo más grande de David, quien heredaría “las misericordias fieles de David,” y edificaría un templo no echo de mano.”

David quedo realmente abrumado por esta revelación. Fue “ y estuvo delante del SEÑOR,” y en su respuesta para el SEÑOR no hubo nada que, en verdad, él pudiera decir como no fuera ensalzar el Nombre grande y glorioso de Dios.

Termina su oración diciendo sencillamente: “ SEÑOR, haz como has dicho.”
De la Tienda al Templo.  George H. Warnock

20 de abril de 2011

EN MEDIO DEL DESIERTO


R.M. McCheyne

¿Quién es ésta que sube del desierto, recostada sobre su amado? Debajo de un

manzano te desperté: allí tuvo tu madre dolores, allí tuvo dolores la que te engendró.

Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo: porque fuerte es

como la muerte el amor, duro como el sepulcro el celo; sus brasas, brasas de fuego, fuerte

llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos. Si diese el

hombre toda la hacienda de su casa por este amor, cierto lo menospreciarían. (Cantar de

los Cantares 8:5-7).

 En el Desierto.  

Para un hijo de Dios este mundo es un desierto. Primeramente, por todo lo que en él se halla.

No hay aquí, en la tierra, nada permanente; el dinero parece escapársenos, los amigos mueren. Todo, todo es como la hierba, y si algunas son más bonitas o tienen mayor atractivo que otras, sin embargo, son solamente como la flor de la hierba, algo más ornamentadas, pero destinadas a pasarse muy pronto.

Casi siempre el consuelo de este mundo es semejante a la calabaza de Jonás: crece sobre su cabeza ofreciéndole su sombra para librarle de sus aflicciones. Así Jonás tuvo mucho contentamiento con su calabaza. Pero Dios preparó un gusano y cuando el sol salió al día siguiente secó la calabaza.

Del mismo modo muchos consuelos y alegrías humanos crecen sobre nuestras cabezas dándonos su sombra y nos gozamos con nuestra calabaza; pero Dios prepara un gusano que la seca, y perecen tales consuelos. Aquí no tenemos ciudad permanente, buscamos la por venir. Este mundo nos es un desierto.

"Levantaos y andad, que no es ésta la holganza, porque está contaminada." Un cristiano experimentado mira todas las cosas de aquí como cosas perecederas, "porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas". En segundo lugar, porque todo aquí se halla manchado por el pecado. Aún la naturaleza misma (bosques, campos, etc.) está manchada por el pecado. Los cardos y las espinas. Nos hablan de una tierra maldecida. Sobre todo vemos esto cuando miramos a las innumerables multitudes de impíos.

 Saliendo del Desierto.

Los inconversos andan por el desierto y en él perecerán. En cambio, todo cristiano está saliendo de él. Los días de reposo, los domingos, son como los pilones indicadores que señalan el camino, o más bien son los pozos a que acostumbramos a acudir cada tarde.

Todo verdadero creyente progresa. Si la oveja está sobre la espalda del pastor, siempre se dirige hacia el redil. 'Con alguna oveja el pastor habrá de dar numerosos pasos.

Queridos cristianos, debéis estar avanzando siempre, acercándoos más a Canaán, y madurando más para la gloria.

Debéis alcanzar una más alta posición; debéis dar un paso más cada día y subir un peldaño más en el día del Señor. Durante un viaje nunca se os ha ocurrido construiros una casa en un desierto. Así, queridos amigos no debéis haceros un lugar de descanso aquí; estamos de viaje.
Por el contrario, todos vuestros bienes debéis llevarlos en el viaje.

Recostada sobre su amado.

Es notable observar que no hay aquí nadie más, en todo el desierto, sino sólo la esposa y su amado. La esposa no aparece apoyándose con un brazo solamente y yendo distraída, y por su cuenta con el resto de su cuerpo, sino recostándose sobre Él toda ella, Así sucede con el alma que ha sido enseñada por Dios; se siente sola con Cristo en este mundo.

Ella deja caer todo su peso, está recostada sobre su Esposo. Cuando una persona ha sido salvada de la ira, se deja caer sobre Cristo, reposa totalmente sobre su libertador.

Cuando una oveja perdida ha sido hallada, Él la pone sobre sus hombros. Debieras alegrarte de poder recostarte totalmente sobre Él, y así dejar caer todo tu peso sobre Cristo. Pon la carga  de todo lo temporal sobre Él. Descarga todo el cuidado de tu alma sobre Él.

Si Dios está por nosotros, ¿quién contra nosotros? "Los que esperan en el Señor recibirán nuevas fuerzas". El águila se remonta hacia lo alto tan directamente que los poetas la han imaginado como muy amadora del sol. Así hace el alma que aguarda a Cristo.

En Medio del Desierto - R.M. McCheyne

18 de abril de 2011

LA SEMILLA COMIENZA A GERMINAR


George H. Warnock

“El sembrador siembra la palabra” (Marcos 4:14).
“No dice: y a las descendencias, como refiriéndose a muchas, sino más bien a una: y a
tu descendencia, es decir, Cristo.” (Gálatas 3:16)

La vida cristiana no es una imitación de Cristo, sino es Cristo reproduciéndose en los corazones de los hombres. Debe haber nuevo nacimiento y una revelación constante de la vida de la nueva creación: “No de una simiente corruptible, sino de una que es incorruptible, es decir, mediante la palabra de Dios que vive y permanece.” (1ª Ped.1:23).

Como humanos tenemos la tendencia a poner el sello de la finalidad sobre cualquier cosa que Dios haga, sin darnos cuenta que Dios es vida, y lo que proceda de Él, debe ser revelado y constante en su operación. Es cierto que hay experiencias instantáneas en nuestro caminar con el Señor y nos gozamos en ellas. Pero Dios desea un continuo revelar en nuestras vidas de “gloria en gloria”. Para que en todas las experiencias subsecuentes que broten de la nueva vida en Cristo, haya un fortalecimiento y una profundización en nuestra relación con Él.

Cualquier experiencia que no produzca esta profundización en nuestra relación con Él, falla a la intención de Dios. Ha habido mucha controversia en cuanto a doctrinas de la primera bendición, la segunda bendición y la tercera bendición. Pero la doctrina de avanzar con Dios a nuevos ámbitos de gracia y gloria día a día y año tras año, no se entiende generalmente como el plan de Dios para Su pueblo. De este modo tenemos a ese tipo de cristiano que “gana” y que “pierde”... siempre ganado y siempre perdiendo la bendición, en lugar de reconocer que ya han sido y que ya están “bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.” (Efes. 1:3).

Por otro lado, muchos que saben que ésta es su herencia, se contentan con detenerse aquí y quedarse con ese conocimiento. Pero las provisiones de gracia de Dios pretenden llevarnos a dimensiones mayores y mayores del conocimiento del Señor.

No es suficiente simplemente convertirse en esa buena semilla, el buen grano, el buen bulbo— no importa cuán santos pensemos que somos. Debe haber un corte completo, una entrada completa a la nueva vida. Porque Él nos hizo la clase de semilla que somos para que cuando fuésemos plantados en Su Huerto, pudiéramos brotar en nueva vida, conforme a Su buena intención y designio. Nos hizo como somos, no para que permaneciésemos como estamos, sino para que pudiéramos convertirnos en lo que Dios quiere que lleguemos a ser. “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, produce mucho fruto.” (Juan 12:24).

Dios está buscando el crecimiento y la revelación de la nueva vida que hay ahí. Plantada en buena tierra para que la buena semilla comience a romperse y a salir. Y cuando esto suceda nos asombramos con un sentimiento de debilidad y frustración. Estabas programándolo todo, ¿Y qué es lo que sucede ahora? Dios quiere que descubramos un nuevo centro y fuente de existencia... en Él. Quiere que la vieja cáscara caiga para dar lugar a la nueva vida en la que nacimos.

Seguimos insistiendo en que Dios quite la vieja naturaleza. “Sácala de mi, Señor—quita la vieja naturaleza, esos viejos deseos.” Pero Su deseo es que crecer tanto en nosotros, hacerse tan grande en nosotros, que simplemente nos partimos y la vieja vida cae porque no puede habitar con la nueva. Y entonces, esos mandamientos tan difíciles del Nuevo Pacto, de repente se convierten en la operación del Espíritu Santo dentro de nosotros.

Luchamos por “despojarnos del viejo hombre” y por “revestirnos del nuevo”. Pero el “viejo hombre” fue crucificado con Jesús en la Cruz, y tenemos que tomar nuestra cruz y seguirle si vamos a experimentar nueva vida.

La vieja vida fue crucificada en el calvario y Dios quiere que la nueva vida crezca y crezca hasta que no quede lugar para la vieja. Lo viejo debe simplemente desintegrarse y caer.

“¿Has podido salir finalmente?”, “, oh, si”, dice el pequeño brote mientras empuja su cabecita por encima del suelo.” “Todo el tiempo estuve orando”. Creo que hay una tremenda necesidad de oración persistente. Pero estemos seguros de que cada experiencia nueva en Dios es el comienzo de un tiempo nuevo del trato de Dios con nosotros. Y esto debe continuar hasta que nos conformemos a la imagen de Su imagen.

La nueva vida es visible cuando brota la semilla, pero queda un largo camino por delante. Cuando el Labrador entra en Su Huerto, se alegra de ver nuevo crecimiento. Pero busca algo más... y esperará hasta tenerlo.

El Huerto de Dios - George H. Warnock

17 de abril de 2011

UN PAN DE CEBADA CONTRA LOS MADIANITAS


 
George Warnock

Consideremos el hombre Gedeón. Israel había sido oprimido por los madianitas por mucho tiempo.
Cualquier grano que eran capaces de cultivar fue arrebatado por el enemigo tan pronto como se recogió. Dios se apareció a Gedeón y le dio el cargo de hacer la guerra contra el enemigo y liberar a su pueblo. Y así, naturalmente, Gedeón comenzó a reunir el ejército ... no muchos respondieron, pero tenía la palabra de Dios y Gedeón tomó coraje con los pocos que llegaron a la batalla.

Él sólo tenía 32.000 hombres frente a las huestes de Madián, que sumaban alrededor de 135.000. Pero Dios miró el pequeño ejército de Gedeón y anunció: "Ustedes tienen demasiados ..." Los buenos líderes cristianos en todas partes están tratando de movilizar a las fuerzas del cristianismo para librar la guerra contra las fuerzas del mal, pero Dios entra en escena y comienza a desmovilizarse.

Veinte y dos mil fueron a su casa por miedo ... que podrían morir en la batalla y perder todo. Pero una vez más, Dios miró hacia abajo y dijo: "Aún disponen de demasiados ..." ¿Qué hacia Gedeón ahora? Dios mismo destacaba los que tendrían derecho a su ejército, y 9.700 más fueron enviados a casa. Dios dijo: "Todo lo que necesitas son los 300 que me quedan con ustedes ... así voy a tener toda la gloria."

Dios comparó el pequeño grupo de Gedeón a un "pan de cebada" y con ese ejército débil, poco insignificante Dios iba a destruir todo el poder armado de los madianitas, 135.000 fuertes. ¿Cómo tenemos que aprender el Camino de Dios!


Un Pan de Cebada contra los Madianitas - George Warnock

UN ARCA DE NOE DE MADERA DE GOPHER


George Warnock

Dios le dijo a Noé que prepare un arca para la salvación de su casa, y por este acto que condenó al mundo y se convirtió en heredero de la justicia que es por la fe.

Dios podría haber dirigido a él y a su familia para pasar a un pico de montaña secreta, y sostenido allí ... y controlado las aguas para que no llegaría a tales alturas. Pero en lugar de Él da la dirección para la preparación de un arca, confundiendo a los sabios de su época, y confundiendo a los hombres sabios de todas las edades, desde entonces que siguen se burlan de esta historia como un cuento de hadas simple.

Científicamente parece simplemente imposible para albergar a tantos animales, y para almacenar el alimento suficiente para mantener durante tanto tiempo.

Por supuesto que no se dan cuenta de que Dios puede muy bien haber realizado diez mil milagros para llevar a cabo esta tarea. brazada de heno Se podría haber alimentado a todos los animales se alimentan de la hierba en el barco durante todo un año. Una jarra de grano podría haber alimentado Noé y toda su familia durante un año, o diez años si se necesita. Pero Dios no nos dice nada de todo esto, de una forma u otra.

Los hombres de fe siguen creyendo el cuento, porque ellos saben que el Dios que guardó a Noé y su familia era el Dios de nuestro Señor Jesucristo, que alimentó a los cinco mil con un puñado de pan y pescado, y que nos enseñó, por palabra y obra, que su Dios es nuestro Dios, y el Dios de lo imposible.

Desde el Hisopo que Brota en la Pared -  George Warnock

15 de abril de 2011

MARCAS DE LA VERDADERA CONVERSION

George Whitefield

“Pero entonces, a pesar de que todos deseamos ir al cielo cuando muramos, aún, si juzgamos las vidas de las personas, y nuestro Señor dice, “por los frutos los conoceréis,” me temo que encontraremos, que miles, y diez miles, que esperan ir a ese bendecido lugar luego de la muerte, no están ahora en la vía ahí mientras vivan.

A pesar de que nos llamemos cristianos, y consideraríamos una afrenta, que alguien dude de si somos cristianos o no; sin embargo hay gran cantidad, que llevan el nombre de Cristo, que sin embargo no saben lo que es el verdadero cristianismo. Por lo tanto, si se le pregunta a muchos, en que basan sus esperanzas del cielo, les dirán, que ellos pertenecen a esto, o aquello, o a la otra denominación, y parte de los cristianos, en los que el cristianismo se encuentra tristemente dividido.

Si le preguntan a otros, en que fundan sus esperanzas del cielo, les dirán, que ellos han sido bautizados,, que sus padres y madres, los presentaron al Señor Jesucristo en su infancia; y sin embargo, en lugar de luchar bajo el estandarte de Cristo, han luchado en su contra, casi desde que fueron bautizados, pero porque han sido admitidos a la iglesia, y sus nombres están en un libro de registros de la parroquia, entonces ellos nos hacen creer que sus nombres también están escritos en el libro de la vida.

El Señor Jesucristo sabía esto muy bien; Él sabía que tan desesperadamente perverso y engañoso es el corazón de los hombres; Él sabía como muchos irían al infierno aún por las puertas del cielo, como muchos subirían hasta la puerta, y llegarían tan cerca como para tocar la puerta, y luego serían desechados con un “en verdad no os conozco.”

El Señor, entonces, nos dice llanamente, que tan grande cambio debe ser hecho en nosotros, y lo que debe ser hecho por nosotros, antes de que podamos tener esperanzas de entrar en el reino de los cielos. Por eso le dice a Nicodemo, “que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Y de todas las solemnes declaraciones de nuestro Señor, me refiero con respecto a esto, quizás las palabras del texto más solemnes, “que si no os volvéis (dice Cristo) y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.”

Marcas de la Verdadera Conversión - George Whitefield

13 de abril de 2011

QUE ESTA BUSCANDO DIOS?


George H. Warnock


Si supiéramos lo que Dios busca y lo que Él espera, descartaríamos todas esas teorías y fechas sobre la venida del Señor. Si supiéramos de cierto que el Señor Jesús está en Su trono de gloria, intercediendo por Su pueblo para llevarlos a plenitud de la intención de Dios... entonces estaríamos más preocupados de que Su intención se cumpliera que en especular sobre cuando Él va a regresar. ¿Qué es lo que Él espera? ¿Para qué regresa? ¿Qué está haciendo al respecto ahora mismo? Está esperando a una familia de hijos e hijas a Su imagen y semejanza. Está preparando un ejército que vencerá “por la sangre del Cordero, y por la palabra de su testimonio” (Apoc. 12:11).

Está edificando una morada para Él mismo, un edificio hecho de “piedras vivas”, un templo “no hecho de manos”.

Ha encontrado una “perla de gran precio”, una perla que está formada a partir de un mero grano de arena, pero transformado en una gema, por medio de una gracia maravillosa. Porque es el Espíritu de Dios el que toma las virtudes del Cristo viviente y las manifiesta en Su Iglesia para producir esa gema preciosa.

Él está limpiando para sí a una Iglesia, “una Iglesia gloriosa, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante...” ¿Cómo? “Por el lavamiento del agua por la Palabra” (Efesios 5:26). Busca a una novia santa, y Juan la vio en visión profética “que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo.” (Apoc. 21:2, lee 2ª Cor. 11:2).

Busca fruto de la viña que plantó en la tierra, porque Jesús dijo, “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos, el que permanece en Mí y Yo en él, ese lleva mucho fruto”. (Juan 15:5). Porque Dios no es sólo Arquitecto, Constructor, y Artífice... También es el Esposo y el Labrador. Y así, nos dice, “Estoy esperando el precioso fruto de la tierra.”

Está esperando algo que será el cumplimiento del deseo de Su corazón, Su Iglesia santa, Su esposa sin mancha, Su perla de gran precio, Su fruto precioso. Y mientras Él espera eso, Él está preparando diligentemente a Su pueblo para “alabanza de Su gloria”. Y porque espera eso pacientemente, nos exhorta... “Sed también vosotros pacientes; fortaleced vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca” (Santiago 5:8).

Gloria en Lugar de ceniza Parte V - George H. Warnock
"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry