" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

18 de enero de 2012

EL PULPITO, EL SERMON Y LOS FUNERALES


Gene Edwars

El Púlpito
En la mayoría de los idiomas europeos el púlpito todavía está relacionado con su nombre pagano original, ambo. (Latín: ambon.) El púlpito precede al cristianismo y tiene un origen totalmente pagano. El sacerdote pagano, en el templo pagano, se desplazaba en un pasillo que tenía un pasamanos y dirigía sus comunicados a espectadores y curiosos. Se le llamaba ambo.

Aquellos primeros edificios cristianos continuaron con esta práctica pagana, instalando un ambo dentro de la construcción, en lo alto, encima de una de las columnas. Siglos después, cuando los protestantes tomaron el norte de Europa (a golpe de la espada, no evangelizando), aquellos protestantes heredaron cientos de miles de iglesias. Los protestantes derribaron aquel lugar elevado e inaccesible donde los sacerdotes llevaban a cabo su misa mágica.

Sin detenerse ahí, literalmente desencajaron al ambo de la columna y lo centraron y lo trajeron al frente. Pusieron después una Biblia sobre el ambo (el púlpito) para simbolizar la prioridad de la predicación de la Biblia sobre el énfasis católico sobre la misa.

La palabra púlpito nos llegó del Latín pulpitum. En su origen significaba plataforma o andamio. Incluso hoy en día el arponero que se sitúa delante, bien fuera del barco ballenero, está situado en un púlpito.

Al igual que la mayoría de lo que hacemos, el uso del púlpito tiene sus orígenes en el paganismo. Ten esto en mente la próxima vez que alguien diga en voz grave y moralista, "¡Aquí estamos, tras el sagrado púlpito, predicando obediencia a la Palabra de Dios!" Hmmm...
 
El Sermón
No hay que confundirlo con el mensaje cristiano. Es verdad que a primera vista sólo parece abrigar una ligera diferencia, pero en realidad esa diferencia es gigantesca. Mucho antes de que el cristianismo llegara a existir, un filósofo pagano llamado Aristóteles enseñaba sobre muchos temas, y entre ellos el tema de la retórica. Esto es, cómo se debe dar un discurso. (Del griego: Rhotorike... el arte del orador.) La oratoria había sido el gran amor de los griegos que precedieron a Aristóteles. Aristóteles hizo de ella un arte.

En los días de los griegos y romanos la habilidad para dar grandes discursos era garantía de popularidad. A decir verdad los grandes oradores eran las estrellas de cine de aquellos días.

La disertación de Aristóteles sobre la retórica abarcó muchas cosas sobre la oratoria, pero su punto principal era el de que un buen discurso debe tener una introducción clara, unos cuantos puntos importantes y una conclusión.

Estas ideas no existían entre los primeros creyentes. Los creyentes del primer siglo, casi analfabetos por norma, desconocían las normas del arte de un discurso. La predicación cristiana del primer siglo se caracterizaba por ser improvisada, espontánea, y urgente... ¡y pertenecía a todo el cuerpo de creyentes, no a hombres especiales!

Los sermones que oyes cada semana se basan en los conceptos de la oratoria de Aristóteles. (No es inusual que los profesores de seminario –al igual que sus estudiantes– no sepan nada de este hecho.)

Ahora bien... ¿cómo se las arregló el discurso pagano para introducirse en la fe cristiana? En Antioquía (Siria), hacia el año 400 d.C., Juan Crisóstomo (Juan Boca de Oro), uno de los más grandes oradores paganos de todos los tiempos, se convirtió. Trajo consigo sus habilidades aristotélicas "sermónico-retóricas" al cristianismo. Pronto galopó vertiginosamente hasta llegar a ser el sacerdote líder en Antioquía y toda Siria.

Toda la ciudad de Antioquía acudía a oír sus alocuciones. Al oyente aquellos mensajes le sonaban mucho en estilo, expresión, estructura e incluso –hasta cierto punto– en contenido, a los grandes discursos paganos. (Y así sonaba el sermón que escuchaste el último domingo.)

Juan Crisóstomo no sólo nos regaló los sermones aristotélicos, sino también la costumbre del sermón el domingo por la mañana, esto es, la tradición del discurso del domingo dado siempre por el mismo hombre, en el mismo lugar, a la misma hora, cada domingo. De ahí no solo entresacas el sermón y los servicios del domingo, sino incluso la raíz de una de las "tareas pastorales del sacerdote."
 
Uno de aquellos deberes era enseñar. Aquello evolucionó por el camino hasta lo que ahora es la más importante obligación del pastor protestante... que no tiene ni idea de que está desempeñando una versión modificada de los deberes pastorales más importantes de un sacerdote, ideados por un Papa en el 500 d.C., cuyo nombre era Gregorio el Grande.

 La verdad es que aquí hay un buen trozo de la tarta de las funciones pastorales. Un hombre –siempre el mismo– sermoneándonos cada domingo. Recuerda estos orígenes el próximo domingo.¡El sermón del domingo es el único lugar de la tierra donde puedes oír un discurso de oratoria expresado según el patrón de la gran tradición grecorromana de la retórica! Fiel al Nuevo Testamento, y nada más que Nuevo Testamento, ¿eh, colegas evangélicos?

Los Funerales
Como Juan Crisóstomo, el pagano, había practicado durante mucho tiempo la pagana costumbre de dar un discurso pagano a los muertos (en funerales paganos), siguió con esta práctica cuando se convirtió en orador cristiano. Así es como empezó el funeral "cristiano" y el discurso del funeral que le acompaña. Las palabras que usamos al predicar a los muertos cristianos son casi, palabra por palabra, los típicos discursos paganos dedicados a los muertos paganos. Leed el discurso funeral de un filósofo pagano. Leed un discurso funeral de Juan Crisóstomo. Escuchad un sermón funeral cristiano. Son casi lo mismo en líneas generales, y muy parecidos en el modo de expresión. (Muy Neo-Testamental, muy evangélico.)
 
 MAS ALLA DE LO RADICAL - Gene Edwars.
"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry