" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

27 de enero de 2012

EL RITUAL PROTESTANTE DEL DOMINGO POR LA MAÑANA


 Gene Edwars

 (–Es decir– "el orden de adoración" del domingo.)

Cuando vayas "a la iglesia" el domingo que viene, fíjate en el orden de alabanza. Seguirá este patrón (no importa cuál sea tu denominación): dos canciones, una oración, dos canciones más, la ofrenda, y una oración.

(Puede que una música especial del coro o un "solo".)

Después el sermón. (Recuerda que ese sermón es básicamente un discurso grecorromano.) Por último, una bendición. ¿De dónde proviene este ritual? ¿Nos lo dio Pablo? ¿Pedro? ¿Lo puedes encontrar en algún lugar del Nuevo Testamento? (Intenta compararlo con 1 Corintios 15.)

Mientras sales del local, piensa en esto: más o menos 500.000.000 protestantes vivirán el mismo ritual.

¡Cada semana! A lo largo y ancho del planeta. Para siempre. La semana que viene en las junglas de Borneo, las junglas de África, las junglas de Sudamérica. Los esquimales. Los árabes. Los japoneses. Los mongoles. ¡Todos seguirán el mismo "orden de adoración"! Y todos estarán aburridos.

Misioneros de Gran Bretaña y América han impuesto este ritual a todos los protestantes que residen hoy en día en este planeta. Se nos ha impuesto a unos 500.000.000 este abominable ritual. A ver si con un poco de suerte les sale la varicela a estos amigotes. ¡Pero tenéis vuestro merecido! ¡Vosotros mismos tuvisteis que vivir este ritual! ¿Nos atrevemos a justificarlo bíblicamente?

Básicamente, el cristianismo, hoy, es un ritual. Este ritual es lo único por lo que nos conocen los incrédulos del planeta entero. Hemos llegado a un punto donde este ritual literalmente ha "evangelizado al mundo." ¡Es la única forma en la que se reúnen los protestantes! Cualquier otra forma de reunión, cualquier otra manera de reunión o asamblea... en otro lugar que no sea un edificio... simplemente no cabe en mente humana. Sería un acto de herejía asistir a una reunión en la que el guía no sea un ministro, o no sea dirigida en absoluto, sin seguir ningún orden.

No obstante este ritual universal del domingo que todos tenemos que aguantar no dispone de una sola tira de papel del Nuevo Testamento donde poder justificarse.

De hecho, este ritual se esfuma ante las costumbres del primer siglo. Así mismo, este ritual tan superficial es la más grande piedra de tropiezo para la vitalidad y la variedad. De hecho nos está matando. Durante quinientos años, en cada generación, este ritual protestante ha estado desplazando como una cuña la vida de la fe cristiana. ¿Quién es responsable de estrangular la fe cristiana con este "servicio del domingo?" ¿Lo inventaron por un casual en el siglo segundo? ¡No!

¿A quién se le ocurrió crear estos momentos de inclemente aburrimiento? ¡Lo hizo Juan! Juan Calvino. Ronda el año 1540. Génova, Suiza. Echa cuentas. Casi 1400 años después del primer siglo. Y nunca nos recuperaremos de su invento. Este ritual prevalecerá en los edificios  cristianos –el domingo– a las 11 a.m. hasta el fin de esta creación.

¡Una llamada a la revolución!

 Mas Alla de lo Radical - Gene Edwars 

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry