" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

27 de enero de 2012

LA GLOBALIZACION TAMBIEN ES DEVOTA


Javier Vargas

Una de las principales características de este tiempo que estamos pasando, y que está profetizado y claramente advertido por el mismo Señor Jesús, es que el engaño iba a ser grande; hoy el engaño galopa por toda la tierra, tomo tal magnitud y, a mi parecer ha logrado tal sofisticación, que se requiere realmente discernimiento para entender el entramado que hoy está cernido sobre todas las naciones, todas las actividades del hombre y que tienen como fin ultimó preparar de la manera mas ominosa a la humanidad para un nuevo orden secular.

Esto es tan difícil de describir, tan difícil de creer, tan difícil de aceptar, pero tan real, que todo este entuerto tiene que ver entre muchos aspectos, con sociedades ocultas que en la cúspide adoran directamente al adversario y que han diseñado los pilares de la civilización y son los titiriteros de los hilos que manejan el poder, tienen bien infiltradas las religiones, diseñaron tres guerras mundiales para cumplir su objetivo, diseñaron ellos mismos el capitalismo, así como el comunismo, y por tanto, tienen al mundo sumido en una total confusión.

Están completamente obsesionados con la clonación y el mapa genético del hombre, juegan a ser dioses cambiando la composición natural que Dios dio a los alimentos y que llaman a todo esto ciencia molecular o genética, qué insensatez la de estos hombres, Dios no le llama a esto ciencia, Dios le llama: locura del más alto calibre.

Estos controlan las grandes corporaciones mundiales, la ONU, CPI CORTE PENAL INTERNACIONAL, NASA, el comité de los 300, la CFR COMICION DE RELACIONES FORANEAS, club bilderberg, la trilateral. Así mismo, están tras bambalinas de los grandes actos terroristas, de las guerras y la consecuente producción y venta de armas, manejan el fenómeno OVNI (objetos voladores no identificados), que para mi entender, la biblia lo define mas bien como OVSI (objetos voladores si identificados, espíritus que engañan a la humanidad.

Estos no mueven una ficha importante del ajedrez mundial, si no obedece a un ritual, pues ellos son extremadamente cultistas y ocultistas, utilizan los números, los símbolos (incluso los bíblicos), utilizan las ecuaciones matemáticas en cada uno de sus movimientos, tienen el control de la tecnología, controlan totalmente los medios de comunicación (especialmente la TV), por medio de la cual desinforman y entretienen a las masas ciegas, y por sobre todo, cauterizan las conciencias desde muy temprana edad, pues el objetivo es llevar silenciosamente al rebaño a las fauces de un NUEVO ORDEN MUNDIAL, que la biblia lo describe como un gobierno en extremo fiero que será más grande que todos los otros reinos y a toda la tierra devorará y la trillará.

Creo que lo que hoy conocemos como ciencia, podría ser considerado como una especie de juegos de recreo en un escuela de adolecentes, lo que se nos presenta como tecnología de avanzada está muy atrasada frente a lo que ellos manejan, percibo que en algún nivel, quizá no en el mero plano de las personas que hacen parte de este juego, reside una inteligencia espiritual, no humana, pues se requiere una vastísima planificación a largo plazo, extraordinaria astucia estratégica para ir entretejiendo las generaciones hasta llevarlas a ese punto, se necesita una inteligencia extremadamente avanzada, unos nervios de acero, un temple sin la mas pequeña señal de-calor-espiritual-para-maquinar-tal-plan-y-a-tal-escala.

Soy plenamente consiente que todo esto parece muy inverosímil. Saben que la naturaleza del hombre moderno fue moldeada para que simplemente vivimos nuestra vida junto con nuestros familiares y la gente cercana a nosotros, y lo tratamos de hacer lo mejor posible, hacemos una cantidad de cosas porque simplemente así se hace y deba ser bueno, observamos una cantidad de tradiciones sin siquiera percatarnos del origen de las cosas, nuestras existencias se centraron en adquirir y acumular bienes o conocimiento humano y no percibimos que nos convertimos, tal vez sin darnos cuenta, en seres realmente egoístas; nuestro egoísmo generó una vida simple, que no le importa saber los aspectos trascendentales de la naturaleza humana, como por ejemplo saber realmente quiénes somos, cuál fue nuestro origen, cuál es nuestro destino, muy pocas veces asomamos la cabeza por encima de la carrocería, si seguimos en esta actitud el destino de nuestros hijos va ha ser de por Dios extremadamente difícil, debemos advertir que este rio que navegamos con aparente paz a solo unas pocas vueltas, nos aguarda unas cataratas violentas y tenebrosas para lo cual debemos estar preparados.

Ese nuevo orden secular al cual se dirige la humanidad y que Dios lo permite por un tiempo, implica un gobierno único con ámbito global, reducción inmediata de la población mundial, control total de los individuos, totalitarismo, una sola religión (la del sistema que ellos siguen), economía globalizada, etc. Muchas veces he repetido, que la democracia no es más que el vehículo que nos llevará a un absurdo totalitarismo, es difícil entender cómo esa vaca sagrada de la modernidad que se venera con absoluta ceguera y que se expresa políticamente con mentiras revestidas de verdad, se vaya a convertir en un sistema completamente opresor.

Recordemos que la Escritura advierte de un gobierno final que desmenuzará y quebrantará todas las cosas, e igualmente, el libro de Daniel revela un gobernante que se opondrá a cualquier forma de Dios, pues solo el demandará adoración como lo hizo en su tiempo Nabucodonosor, lo anterior no es una fatalidad, pues Dios mismo destruirá este sistema e impondrá un Reino en el cual jamás habrá corrupción.

La democracia jamás llevará a los hombres a una era dorada, a un gobierno de luz. Entonces qué es la democracia? La realidad, el día a día, nos muestra que es un sistema oscuro, confuso, que se viste como ángel de luz, donde entran encubiertamente unas alimañas a saciar su sed de poder y riqueza, pero ellos mismos ni sospechan para donde se está teledirigiendo el destino de la humanidad con sus acciones y omisiones.

La mayor parte de individuos que hacen parte las sociedades secretas son realmente inocentes, pues en los niveles inferiores el discurso de iniciación es un discurso de orientación filosófica donde se exalta la capacidad mental y la lógica, ellos se consideran libre pensadores, pero la realidad que está detrás de todas estas telarañas existe un culto a Lucifer, esto solo se les revela a los que llegan a la cúspide de la iluminación, y solo en ese momento saben a quien están realmente sirviendo y cuando llegan a ese punto, al parecer es muy tarde para dar marcha atrás.

Sería bueno recordar a estas personas que aunque nuestros pecados fueren muy oscuros y nuestras rebeliones tocasen el cielo, el propio cielo tiene provisión de perdón y gracia para los hombres, sin importar cuan corruptos hayamos sido, aun si se pertenece a estas sociedades secretas.

El libro de Isaías, en el capitulo 14, describe la actitud de los gobernantes cuando se les quite el velo y se enteren de quién estaba detrás realmente de la política y de las doctrinas que la alimentan, dice: “que los príncipes de la tierra se inclinarán ante el enemigo diciendo: Este es aquel varón que hacia temblar la tierra, que trastornaba los reinos, que puso el mundo como un desierto y destruyo las ciudades”.

Si realmente somos consientes de lo que reza el texto, entonces lo dicho hasta acá no es el producto de una mente acalorada por sentimientos apocalípticos, no, es por que Dios dice que El va a sacar a la luz las obras encubiertas de los hombres, y va a desenmascarar a aquel, que como menciona en Apocalipsis, engaña al mundo entero, y como lo engaña? Con sus malditas filosofías y doctrinas, sean estas políticas, económicas o religiosas.

Dios describe el carácter del diablo con dos metáforas: una como la serpiente, y la otra, como el dragón. Como serpiente, muda de piel, él se puede colocar cualquier piel, cualquier ropaje, sea este capitalista, comunista o socialista, de izquierda o de derecha, religiosa, secular o atea, pacifista o armamentista, por las armas o por la razón, no importa, con cualquiera de éstas envenena la tierra. Como dragón tiene muchas cabezas, son diferentes cabezas o ideologías que se envisten unas contra las otras, capitalismo V.S comunismo, conservadores V.S liberales, demócratas V.S republicanos, laboristas V.S conservadores, PP partido popular V.S PSOE partido socialista obrero español etc., pero es el mismo cuerpo el que mueve todas las cabezas como lo hace el dragón.

En las esferas más o menos altas de poder donde se encuentran inclusive algunos presidentes, no se entiende realmente este juego maquiavélico pero en las entidades más altas, estos juegos se asumen con sangre fría como la de la serpiente, a algunos se les hace difícil creer que es el propio Lucifer quien está detrás de los gobiernos, pero no olvidemos que la biblia relata en Isaías 9:16, por qué los gobernantes de este pueblo son engañadores y sus gobernados se pierden. Otro texto bastante directo lo encontramos en Mateo donde relata que el Señor Jesús, fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado y la última y más grande tentación fue que ese ángel de luz, le ofreció al Señor todos los reinos de este mundo si postrado lo adorase. ¿Quién realmente controla entonces los reinos de este mundo?

 La Globalizacion tambien es Devota - Javier Vargas

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry