" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

28 de enero de 2012

EL PEOR DE LOS DESASTRES


Gene Edwars

Si tú mismo, por tu propia cuenta, cambias la práctica que vamos a ver en este capítulo, té meterás de lleno en una revolución personal y estremecedora.

En tu Nuevo Testamento, ¿por qué están ordenadas las cartas de Pablo en el orden en que están? Si cambiamos esto, si cambias esto, te verás envuelto en una revolución espiritual y en una revolución de la práctica.

¿Podría ser eso verdaderamente importante? Sí, el futuro de la cristiandad pende del hilo de esta tradición.
Necesitamos desesperadamente un Nuevo Testamento con las cartas de Pablo puestas en el orden que las escribió.

La primera carta que Pablo escribió no fue Romanos. La cuarta carta que Pablo escribió aparece en tu Nuevo Testamento como la primera. Todas sus cartas están descolocadas de su orden cronológico. ¡Si esto sigue así per sécula seculórum, seremos incapaces de entender el Nuevo Testamento por siempre jamás!

Repetimos, una de las razones fundamentales por las que estamos en el desastre en el que estamos es por la forma en que nos hemos acercado al Nuevo Testamento. El aprender el Nuevo Testamento de la forma en que aprendemos el Nuevo Testamento es lo que siempre nos impide aprender el Nuevo Testamento.

Imagínate esto:
enemos aquí una enciclopedia de nueve volúmenes de matemáticas. Pero los libros nunca se leen en orden. Imagina que hacemos lo mismo con una enciclopedia de nueve volúmenes de electricidad, de física, de astronomía, etc. Todos los conjuntos de nueve volúmenes tienen el mismo problema. ¡Ninguno de los libros está en su lógica secuencia! Trata asimismo de imaginarte que todo el mundo estudia estos libros en este orden patas arriba.

¿Aprenderías alguna vez las matemáticas así? Inténtalo. He aquí a lo que te estás enfrentando. ¡Primero tienes que leerte el Volumen Seis! Después el Volumen Cuatro, después el Volumen Cinco, y entonces – por último – el Volumen Uno. Tras ese, el Volumen Nueve, después el... etc.

¿Entenderías alguna vez las matemáticas? ¿O la electricidad, o la Escritura? Bueno, pues esta es la desordenada secuencia en que están dispuestas en este momento las cartas de Pablo... 6, 4, 5, 1, etc. ¡en cada Nuevo Testamento, en cada versión, en cada idioma de este planeta!
Romanos, la sexta. I de Corintios, la cuarta. II de Corintios, la quinta. Gálatas, la primera, etc.

Pero el caos nos da la mano por el camino, cuando llegamos a las cartas que Pablo escribió a las iglesias. "Nuestra Escuela Bíblica enseña todos los libros del Nuevo Testamento." Estupendo. Pero incluso en los seminarios más versados de la tierra, las cartas que Pablo escribió a las iglesias se enseñan en este caótico orden: Seis, cuatro, cinco, uno, diez, ocho, siete, dos, tres.
¡Intenta aprenderte una enciclopedia de matemáticas de nueve volúmenes ordenados 6, 4, 5, 1, 10, 8, 7, 2, 3!

Nadie puede saber lo que dicen estos nueve libros hasta que se lean en una secuencia cronológica. Hace tiempo que abandonamos la idea de ver la trama del primer siglo. Hace tiempo que abandonamos la idea de ver las cartas de Pablo en su disposición original en su conjunto. Una disposición desmenuzada, sí. Pero un contexto total – es decir, contemplar la disposición al completo– ¡nunca! La historia –la trama– no se enseña, ni se conoce

Mas Alla delo Radical - Gene Edwars

NUESTRO EJEMPLO


John Bevere

Sufrimos bajo el yugo de promesas no cumplidas, hasta que el peso queda tan pesado que apenas conseguimos elevar la voz en oración.

"Hermanos, no quiero que ignoréis que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube, y todos pasaron por el mar, habiendo sido todos bautizados, así en la nube como en el mar, con respecto a Moisés.

Todos ellos comieron de un sólo manjar espiritual y bebieron de la misma fuente espiritual; porque bebían de una piedra espiritual que los seguía. Y la piedra era Cristo" (1 Co 10:1-4).

Pablo afirma que todos los israelitas eran hijos de la alianza, descendientes de Abraham. Todos peregrinaron bajo la protección de la nube de Dios, fueron bautizados en Moisés, un tipo de Cristo, nuestro Redentor y todos participaron del alimento y del agua que era Cristo. Claro está, por lo tanto, que la nación de Israel era un tipo de la iglesia del Nuevo Testamento.

Varias veces Pablo utiliza la palabra "todos", como a decir:

"No estamos hablando de los impíos, hermanos, estamos hablando del pueblo de Dios". Y él a continuación afirma: "Sin embargo, Dios no se agradó de la mayoría de ellos, razón por qué se quedaron prostrados en el desierto. Ahora, estas cosas se hicieron ejemplos." (1 Co 10:5, 6).

He aquí las cinco principales razones que llevaron al pueblo a desagradar Dios:

1. El pueblo era ambicioso e inclinado al mal.
2. El pueblo también era inclinado a la idolatría.
3. Era pueblo inmoral que se prostituía constantemente.
4. Vivían tentando al Señor
5. Murmuraban contra el Señor.

Después, Pablo continúa diciendo: "Estas cosas les sobrevinieron como ejemplos y fueron escritas para advertencia nuestra, de nosotros otros sobre quienes los fines de los siglos han llegado" (1 Cor 10:11).

Si tales ejemplos fueron dejados en la Biblia como forma de instrucción para nosotros, necesitamos entenderlos. Esas cinco áreas del pecado muestran que había un problema, o una raíz profunda a ser tratada en la vida del pueblo. El autor del libro de Hebreos describe las mismas cosas, apuntando hacia la causa del pecado del pueblo.

ORGANIZACIÓN Y ESTRUCTURA


Peter Whyte

Sin estructura ninguna organización puede existir o ni-siquiera funcionar. Casi todas nuestras iglesias, en una forma o en otra, son organizaciones religiosas y deben tener estructuras para mantener y perpetuar sus existen­cias; no obstante, Jesús nunca comenzó ninguna organización religiosa.

Entonces, ¿cómo reconciliamos nuestros conceptos de iglesia hoy con el ejemplo y las enseñanzas de Jesucristo y sus apóstoles?

Como nuestro Rey es el primogénito de muchos hermanos, el primer Apóstol, nuestro Sumo Sacerdote, nuestro Pastor y nuestro único Señor y Maestro, entonces, ¿por qué su ejemplo no se sigue hoy?

Jesús nunca se hizo llamar Reverendo, ni se vistió con ropas especiales para hacer saber a todos que era un siervo de Dios, ni construyó un edificio donde dirigir sus servicios, ni sugirió que sus discípulos diezmaran para El, ni jamás tomó una ofrenda en sus reuniones.

Antes de su ministerio público trabajaba como carpintero para sostener a su madre y a sus hermanos y hermanas menores, después de la muerte de José, su padre. Tampoco estudió bajo los rabinos en Jerusalén, cuyas escuelas eran en su época el equivalente de los seminarios o institutos bíblicos actuales. Desde la edad de doce años, hasta cuando tenía cerca de treinta, vivió y trabajó en una pequeña aldea, pero TENIA COMPAÑERISMO CON DIOS EL PADRE.

Durante dieciocho años fue un miembro honorable, industrioso y dedicado de su comunidad, donde creció
"...en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres" (Luc. 2:52). Cuando finalmente comenzó a enseñar:
"Se maravillaban los judíos, diciendo:  ¿Cómo sabe éste letras, sin haber estudiado?" (Jn. 7:15).
            
No es sorprendente que los judíos se maravillaran porque aquí tenemos a Uno que sin haber pasado por sus métodos religiosos de instrucción, vino a convertirse en su maestro. Es obvio que Dios no necesita preparar a sus siervos por medio de los sistemas religiosos del mundo, a fin de producir un Apóstol, Profeta, Sacerdote y Rey. 

Si consultamos al Espíritu Santo y obedecemos las enseñanzas de Jesús, descubriremos que tener un compañerismo íntimo con Dios es el mejor modo para convertirnos en discípulos del Rey y su Reino. Infortunadamente el mundo ha influido a la Iglesia hasta tal punto que sólo nos sentimos seguros cuando pertenecemos a alguna organización o estructura visible y, sobre todo, cuando hay una cadena de mando claramente definida. Antes que podamos ser liberados de la falsa creencia que para seguir a Cristo uno debe ser miembro de determinada organización religiosa, estricto en sus pagos, debemos entender los orígenes y propósitos de las organizacio­nes y de las estructuras. 

LA BIENAVENTURANZA DE NO POSEER NADA


A.W.Tozer

Teniendo libertad para entrar en el santuario por la sangre de Jesús. Hebreos 10.19

Entre los dichos famosos de los padres de la Iglesia ninguno es tan famoso como aquel de Agustín: "Tú nos hiciste para tí, y nuestros corazones no descansarán tranquilos hasta que no descansen en tí."

El eminente santo expresa aquí, en pocas palabras, el origen y la vida interior de la raza humana. Dios nos hizo para sí, y esta es la única explicación que satisface el corazón del hombre que piensa, no importa lo que diga su razón. Si la falta de cultura y la perversidad hacen que alguien piense de otro modo, y llegue a otra conclusión, hay poco que algún cristiano pueda hacer por él. Para tal persona no tengo ningún mensaje. Me dirijo a los que han sido enseñados en secreto por la sabiduría de Dios; me dirijo a los corazones sedientos, que han sido despertados por el toque de Dios en su fuero íntimo, y que no necesitan pruebas para saber lo que ha ocurrido muy adentro de sus almas. La inquietud de su corazón es toda la evidencia que necesitan.

Dios nos hizo para sí. El Compendio de Catecismo "aprobado por la Sagrada Asamblea de Westminster," según consta en los textos de la Nueva Inglaterra, contiene las antiguas preguntas qué y por qué, y contesta con una sola frase que difícilmente podría ser superada en obras no inspiradas.

Pregunta "¿Cuál es el fin principal de la existencia del hombre?" Respuesta "El fin principal de la existencia del hombre es glorificar a Dios y gozar de su presencia por siempre jamás"'

Concuerdan con esto los veinticuatro ancianos que cayeron sobre sus rostros y adoraron a aquel que vive y vivirá por los siglo de los siglos, diciendo, "Señor, digno eres de recibir gloria, y honra y virtud; porque tú criaste todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron criadas" (Apocalipsis 4:11).

Dios nos hizo para su placer, y nos hizo de tal manera que es posible para nosotros él gustar de la dulce comunión de los seres afines. Esto significa para nosotros poder verle, caminar en compañía de él y gustar de su sonrisa. Pero nosotros nos hemos hecho culpables de esa "vil sublevación" de que habla Millón en El Paraíso Perdido respecto de Satán y sus ángeles. Nos hemos separado de Dios. Hemos dejado de obedecerle y amarle, y a causa de nuestra culpa y el miedo que se apoderó de nosotros, hemos huido de él cuan lejos pudimos.

Pero, ¿quién puede huir de su presencia cuando los cielos, y los cielos de los cielos no pueden contenerle? Cuando como lo dice el sabio Salomón "el Espíritu del Señor llena la tierra!' La omnipresencia de Dios es una cosa, y es un hecho solemne, necesario para su perfección.

DONDE ESTA EL DIOS DE ELIAS?


Leonard Ravenhill

A la pregunta: .Donde esta el Dios de Elías? Respondemos: Pues !donde ha estado siempre: en su trono! Pero .donde están los Elías de Dios? Sabemos que Elías era un hombre de pasiones semejantes a las nuestras, pero, !ay!, nosotros no somos hombres de oración como el.

Hoy Dios parece olvidar a los hombres de oración; no porque somos demasiado ignorantes, sino porque somos demasiado autosuficientes.

!Hermanos, nuestras capacidades son nuestros impedimentos y nuestros talentos piedras de tropiezo! Elías salió de la oscuridad al escenario del Antiguo Testamento como un hombre maduro. La reina Jezabel aquella hija del infierno, había destruido a los profetas de Dios remplazándoles por sacerdotes de divinidades falsas. Oscuridad espiritual cubría la tierra. El pueblo estaba ciego y bebía la iniquidad como agua. Cada día se levantaban nuevos templos paganos, donde se practicaban crueles ritos en los que perecían inocentes victima humanas de niños y doncellas.

Todo esto ocurría en un pueblo que llamaban a Abraham su padre, y cuyos antepasados habían clamado a Dios en sus tribulaciones y habían sido librados de todas sus angustias. El Señor de gloria parecía ausente y la sal había perdido su sabor. El oro se había convertido en escoria.

Sin embargo, de su profunda apostasía Dios levanto a un hombre ―no un comité, ni una secta, ni un ángel sino un HOMBRE―, y un hombre de pasiones semejante a las nuestras. Dios llamó á un hombre, no a predicar, sino a estar en el portillo». Como Abraham en antiguos tiempos, así ahora Elías «estuvo ante el Señor». Por esto el Espíritu Santo pudo escribir su biografía en dos palabras: «Ellas oró» Nadie puede hacer nada mas importante para Dios y para los hombres. Si la Iglesia tuviera hoy tantos ardientes intercesores como tiene consejeros diligentes, veríamos el despertamiento universal antes de un año.

Tales hombres de oración son siempre benefactores nacionales. Elías era uno de estos. Oyó una voz, vio una visión, experimento un poder, se enfrento con un enemigo y, contando con Dios como aliado, obtuvo una gran victoria.

Las lagrimas que derramo, las angustias que sufrió y los gemidos que profirió están escritos en el Libro de las Crónicas de Dios. Por fin, Elías emergió con la infalibilidad de un profeta. Conoció la mente de Dios. Por tanto, un solo hombre conquisto una nación y altero el curso de la Naturaleza. Este, desecho de los hombres, se mantuvo firme e inconmovible como los montes de Galaad cuando cerro los cielos con su palabra. Por la llave de la fe, que se adapta a todos los cerrojos, Elías cerro los cielos, se puso la llave en el bolsillo y Acab tembló.

LA IDOLATRIA


Javier Vargas

La idolatría se expresa desde la forma más primaria de postración ante el fetiche hasta la forma más elaborada, como lo es el culto a la personalidad o la enajenación que se hace a las doctrinas, sean estas religiosas, políticas, económicas, etc.

En mí entender, este aspecto ha cauterizado la conciencia en el hombre, impidiendo que no resplandezca la Verdad que nos puede hacer libres. En siglos pasados con la influencia de Constantino y con una técnica parecida a la utilizada por la "filigrana", se logró revestir con un manto de "cristianismo" todo el paganismo que se inicio en Babilonia. Desde el año 330 d.c se transfirieron cuantiosas sumas del imperio romano para la construcción de opulentas catedrales a donde fueron a parar, con un nombre "cristiano", no solo muchos de los ídolos que se adoraban en la antigüedad, sino también la mayoría de las doctrinas que se enseñaban en los templos del paganismo, y que como hoy, son honrados por el catolicismo.

La palabra ídolo aparece 111 veces en la biblia y la idolatría es a todas luces una de las prácticas que Dios más abomina, esto debido a que el ídolo no puede enseñar la ciencia del Altísimo, sino por el contrario, genera en las personas idolatras un falso sentimiento de piedad muy apreciado por la religión, pues los edificadores religiosos saben que el individuo que no tiene conocimiento, se hace presa fácil de la manipulación.

Isaías 46:5-7 “¿A quién me asemejáis, y me igualáis, y me comparáis, para ser semejante? Sacan oro de su talegón, y pesan plata con balanzas; alquilan un platero para hacer un dios de él; se humillan y adoran.  

Se lo echan sobre los hombros, lo llevan, y lo sientan en su lugar. Allí se está, y no se mueve de su lugar; le dan voces, y tampoco responde, ni libra de la tribulación. Acordaos de esto, y tened vergüenza; tornad en vosotros, prevaricadores¿A quien me asemejáis (si en los diez mandamientos que fueron cambiados por el vaticano y que usted podrá comprobar en éxodo 20:3-7, ya el Señor nos había advertido de no hacer ninguna semejanza), y me igualáis, y me comparáis, para ser semejante? Sacan oro (que han adquirido a través de mentiras ) de su talegón (no de la taleguita de las limosnas, sino de las grandes sumas que a través del saqueo sistemático acumularon), y pesan plata con balanzas; alquilan un platero (aunque en esta época no hay necesidad de alquilar un artesano para trabajar la plata, la madera u otro material, pues alrededor de todo esto se lucra una gran industria) para hacer un dios (que aunque le coloquen el nombre de sagrado corazón de "Jesús" o de divino infante no deja por eso de ser un fetiche) de él; se humillan (se le postran arrodillándose) y adoran.

27 de enero de 2012

EL RITUAL PROTESTANTE DEL DOMINGO POR LA MAÑANA


 Gene Edwars

 (–Es decir– "el orden de adoración" del domingo.)

Cuando vayas "a la iglesia" el domingo que viene, fíjate en el orden de alabanza. Seguirá este patrón (no importa cuál sea tu denominación): dos canciones, una oración, dos canciones más, la ofrenda, y una oración.

(Puede que una música especial del coro o un "solo".)

Después el sermón. (Recuerda que ese sermón es básicamente un discurso grecorromano.) Por último, una bendición. ¿De dónde proviene este ritual? ¿Nos lo dio Pablo? ¿Pedro? ¿Lo puedes encontrar en algún lugar del Nuevo Testamento? (Intenta compararlo con 1 Corintios 15.)

Mientras sales del local, piensa en esto: más o menos 500.000.000 protestantes vivirán el mismo ritual.

¡Cada semana! A lo largo y ancho del planeta. Para siempre. La semana que viene en las junglas de Borneo, las junglas de África, las junglas de Sudamérica. Los esquimales. Los árabes. Los japoneses. Los mongoles. ¡Todos seguirán el mismo "orden de adoración"! Y todos estarán aburridos.

Misioneros de Gran Bretaña y América han impuesto este ritual a todos los protestantes que residen hoy en día en este planeta. Se nos ha impuesto a unos 500.000.000 este abominable ritual. A ver si con un poco de suerte les sale la varicela a estos amigotes. ¡Pero tenéis vuestro merecido! ¡Vosotros mismos tuvisteis que vivir este ritual! ¿Nos atrevemos a justificarlo bíblicamente?

Básicamente, el cristianismo, hoy, es un ritual. Este ritual es lo único por lo que nos conocen los incrédulos del planeta entero. Hemos llegado a un punto donde este ritual literalmente ha "evangelizado al mundo." ¡Es la única forma en la que se reúnen los protestantes! Cualquier otra forma de reunión, cualquier otra manera de reunión o asamblea... en otro lugar que no sea un edificio... simplemente no cabe en mente humana. Sería un acto de herejía asistir a una reunión en la que el guía no sea un ministro, o no sea dirigida en absoluto, sin seguir ningún orden.

No obstante este ritual universal del domingo que todos tenemos que aguantar no dispone de una sola tira de papel del Nuevo Testamento donde poder justificarse.

De hecho, este ritual se esfuma ante las costumbres del primer siglo. Así mismo, este ritual tan superficial es la más grande piedra de tropiezo para la vitalidad y la variedad. De hecho nos está matando. Durante quinientos años, en cada generación, este ritual protestante ha estado desplazando como una cuña la vida de la fe cristiana. ¿Quién es responsable de estrangular la fe cristiana con este "servicio del domingo?" ¿Lo inventaron por un casual en el siglo segundo? ¡No!

¿A quién se le ocurrió crear estos momentos de inclemente aburrimiento? ¡Lo hizo Juan! Juan Calvino. Ronda el año 1540. Génova, Suiza. Echa cuentas. Casi 1400 años después del primer siglo. Y nunca nos recuperaremos de su invento. Este ritual prevalecerá en los edificios  cristianos –el domingo– a las 11 a.m. hasta el fin de esta creación.

¡Una llamada a la revolución!

 Mas Alla de lo Radical - Gene Edwars 

LA GLOBALIZACION TAMBIEN ES DEVOTA


Javier Vargas

Una de las principales características de este tiempo que estamos pasando, y que está profetizado y claramente advertido por el mismo Señor Jesús, es que el engaño iba a ser grande; hoy el engaño galopa por toda la tierra, tomo tal magnitud y, a mi parecer ha logrado tal sofisticación, que se requiere realmente discernimiento para entender el entramado que hoy está cernido sobre todas las naciones, todas las actividades del hombre y que tienen como fin ultimó preparar de la manera mas ominosa a la humanidad para un nuevo orden secular.

Esto es tan difícil de describir, tan difícil de creer, tan difícil de aceptar, pero tan real, que todo este entuerto tiene que ver entre muchos aspectos, con sociedades ocultas que en la cúspide adoran directamente al adversario y que han diseñado los pilares de la civilización y son los titiriteros de los hilos que manejan el poder, tienen bien infiltradas las religiones, diseñaron tres guerras mundiales para cumplir su objetivo, diseñaron ellos mismos el capitalismo, así como el comunismo, y por tanto, tienen al mundo sumido en una total confusión.

Están completamente obsesionados con la clonación y el mapa genético del hombre, juegan a ser dioses cambiando la composición natural que Dios dio a los alimentos y que llaman a todo esto ciencia molecular o genética, qué insensatez la de estos hombres, Dios no le llama a esto ciencia, Dios le llama: locura del más alto calibre.

Estos controlan las grandes corporaciones mundiales, la ONU, CPI CORTE PENAL INTERNACIONAL, NASA, el comité de los 300, la CFR COMICION DE RELACIONES FORANEAS, club bilderberg, la trilateral. Así mismo, están tras bambalinas de los grandes actos terroristas, de las guerras y la consecuente producción y venta de armas, manejan el fenómeno OVNI (objetos voladores no identificados), que para mi entender, la biblia lo define mas bien como OVSI (objetos voladores si identificados, espíritus que engañan a la humanidad.

Estos no mueven una ficha importante del ajedrez mundial, si no obedece a un ritual, pues ellos son extremadamente cultistas y ocultistas, utilizan los números, los símbolos (incluso los bíblicos), utilizan las ecuaciones matemáticas en cada uno de sus movimientos, tienen el control de la tecnología, controlan totalmente los medios de comunicación (especialmente la TV), por medio de la cual desinforman y entretienen a las masas ciegas, y por sobre todo, cauterizan las conciencias desde muy temprana edad, pues el objetivo es llevar silenciosamente al rebaño a las fauces de un NUEVO ORDEN MUNDIAL, que la biblia lo describe como un gobierno en extremo fiero que será más grande que todos los otros reinos y a toda la tierra devorará y la trillará.

26 de enero de 2012

LA ESCUELA BIBLICA - DOMINICAL


Gene Edwars

La Escuela Bíblica

A finales de la década del 1800 un hombre llamado D.L.Moody pensó que no era necesario que un cristiano tuviera que pasar por la universidad antes de entrar al seminario. Así que inventó la primera Escuela Bíblica, que se localizó en Chicago. (Esto permitió que hombres y mujeres jóvenes pasaran directamente del instituto a la preparación teológica.) De todas formas el currículo de la Escuela Bíblica coincide básicamente con el currículo católico-protestante que surgió a raíz de las asignaturas que se estudiaban en la academia de Aristóteles, tiempoatrás en la Alta Edad Media entre el 1100 y el 1550 a.d.

La Escuela Dominical

Nuestro propio país está abarrotado de locales para las Escuelas Dominicales. ¡Cuestan una burrada de dinero! ¡Las tropecientas habitaciones de estos edificios solo se usan dos horas por semana y se quedan vacías durante las otras 166 horas de la semana! Son las estancias que menos se utilizan jamás construidas por la raza humana (superan incluso a los locales de las iglesias en desuso.) A fines de la década del 1800 D.L.Moody llevó la Escuela Dominical de América a Inglaterra. Eso ocurrió más de 1700 años después de que se sellara el  Nuevo Testamento. Sin embargo de algún modo nos las apañamos hoy en día para encontrar la Escuela Dominical en cada página del Nuevo Testamento.

Por cierto, pregunta a cualquier niño si verdaderamente le gusta ir a la Escuela Dominical... o ir a la iglesia.

Las organizaciones altruistas inter-denominacionales, las organizaciones no denominacionales filántropas exentas de impuestos. ¿Cuándo y dónde empezaron? John R.Mott y D.L.Moody fundaron las dos primeras organizaciones importantes de "iglesias altruistas": La YMCA (Asociación de Jóvenes cristianos) y el SVM (Movimiento Voluntario Estudiantil.) Hoy en día hay miles de estas organizaciones "filántropas".

A decir verdad, la mayor parte de estas organizaciones surgen con el fin de dar esquinazo a la "iglesia". Están ahí para rellenar los agujeros. Están ahí ante el mal hacer de la iglesia actual. Hoy en día existen más iglesias "altruistas" y "liberales", con más personal (es decir, más ministros y misioneros) –y más dinero líquido– que todas las iglesias evangélicas juntas. No obstante, empezaron hace apenas 150 años.

Lo más interesante de todo es que, a partir del momento en que estas organizaciones se empezaron a ver con buenos ojos (más o menos en 1950), de repente, como quien no quiere la cosa, se las descubrió en el Nuevo Testamento.

Esa es la capacidad de nuestra mentalidad protestante y evangélica: encontrar un montón de cosas en el Nuevo Testamento que nunca estuvieron en el Nuevo Testamento hasta que las inventamos, que es precisamente cuando las vimos en el Nuevo Testamento.

¿Algún candidato para ceñirse al Nuevo Testamento?

 Mas allá de lo Radical - Gene Edwars

TIEMPO DE PRIVACIONES


John Bevere

Frecuentemente, sin darnos cuenta, buscamos a Jesús por motivos equivocados. Sin querer, lo usamos como la "lámpara de Aladino". Nosotros lo reducimos a una fuente de ayuda para los momentos de crisis.

El Señor, tu Dios, te guió en el desierto estos cuarenta años, para humillarte, para probarte, para saber lo que estaba en tu corazón... “(Dt 8:2).

Imagínese en una situación así: usted es un judío recién liberado de la esclavitud y acaba de tener una experiencia terrible e impresionante, pasando por en medio del mar, en medio la dos enormes paredes de agua.

Usted corrió con todas sus fuerzas intentando alcanzar el otro lado, salvo y libre. Mirando hacia atrás, usted vio el momento en que aquellas enormes paredes de agua cayeron sobre los enemigos, ahogándolos en las profundidades del mar.

Salvo y seguro en el otro margen, usted se juntó al bloque de los que bailaron y se alegraron por tan grande liberación delante del Señor. Con Dios a su lado, usted se imaginó invencible! Un pensamiento le ocurre: Nunca, jamás, abandonaré al Señor ni dudaré de su Palabra!

Pero ahora el escenario cambió. Varios días se pasaron desde el gran milagro del mar abriéndose, y usted ya está cansado, con sed, hambriento y enfrentando un calor insoportable. Aún ni llegó a los límites de la tierra "prometida"; al contrario, anda errante por el desierto en medio de las serpientes y escorpiones. Usted ahora no está bailando, cantando y regocijándose delante del Señor, proclamando que Él "lanzó en el mar al caballo y sus jinetes".

 Vea bien, usted está insultando a su líder y gritando a todo pulmón: "Por qué nos trajiste del Egipto para este desierto? Quieres matarnos a nosotros y a nuestros hijos de sed y hambre?"

Reflexione conmigo. Usted cree que Dios lo quitaría poderosamente de Egipto para dejarlo a usted errante, confuso, sediento, hambriento y sujeto a morir en el desierto? Que propósito tenía Dios en mente?

Así como el Señor condujo al pueblo de Israel de Egipto para el desierto, de la misma forma él lo guía. Fue Dios quién lo condujo, y no el Diablo. Y existe un propósito para este tiempo de sequedad. Dios quiere humillarlo y probarlo para ver si su corazón es perfecto delante de él. Él quiere conocerlo mejor. "Él te humilló, y te dejó tener hambre, y te sostuvo con el maná... “(Dt 8:3). Dios humilló al pueblo, dejándolo pasar hambre. Sin embargo, la declaración siguiente parece sin sentido: Dios sostuvo a aquel pueblo con el maná. Como hizo al pueblo pasar hambre, si este mismo pueblo era alimentado con el maná?

24 de enero de 2012

BABILONIA LA GRANDE

Peter Whyte

"3Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia

escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez

cuernos. 

4Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de

piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de

abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre

escrito, un misterio: BABILONIA la grande, la madre de las rameras y de

las abominaciones de la tierra.  Vi a la mujer ebria de la sangre de los

santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé

asombrado con gran asombro.

7Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y

de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos" (Ap.

17:3-7).
           
Para quienes oímos el llamado del Espíritu a "salir de Babilonia," es esencial entender algunas verdades básicas sobre ella, de manera que podamos ver a través de los engaños de satanás.
          
El Apocalipsis pinta a Babilonia la Grande como una mujer vestida de púrpura y escarlata, adornada con oro y piedras preciosas y perlas. Ella es la falsificación satánica de la desposada del Cordero, la Esposa de Cristo, que es la ciudad de oro puro, la Nueva Jerusalén (Apocalipsis 21:18).
           
Notemos que esa falsa mujer está adornada con oro, para cubrir la impureza debajo de la superficie, de manera que mientras se ve hermosa y genuina por fuera, no es la Ciudad Esposa de Dios, que es de oro puro por todas partes. Al leer de esta ramera, frecuentemente fracasamos en darnos cuenta que su apariencia es tan parecida a la de la verdadera desposada, que nos engaña y nos seduce.
           
Claro que no es obviamente repugnante, sino por el contrario muy atractiva y con aspecto de suma inocencia. Tal como la Nueva Jerusalén, se adorna con perlas y piedras preciosas, y a nuestras mentes carnales nos parece ser demasiado sincera como para que sea falsa. Esta es la razón para que mantenga en cautiverio a la vasta mayoría de los hijos de Dios. Fallamos en ver que las personas no son las falsas; lo falso está en el sistema, es decir, en la Ciudad Ramera, y en la mente sutil de satanás que todo lo controla.
           
La mujer está sentada sobre una bestia escarlata, llena de nombres de blasfemia que tiene siete cabezas y diez cuernos. La Biblia nos dice en Apocalipsis 17:9 que las siete cabezas son siete montes. Muchos cristianos interpretan estas palabras para identificar las siete colinas de Roma; pero esto no es correcto.

Cuando se escribió el Apocalipsis, la Iglesia Católica Romana ni siquiera existía, pero desde el primer siglo el Misterio de Babilonia ha estado en la obra de engañar a los creyentes. Las colinas no son montes. Los montes simbolizan reinos o gobiernos. El versículo nueve se debe leer en el contexto del versículo diez, donde se nos dice que los siete montes son siete reyes. Así podremos entender que las cabezas representan siete reinos o sistemas de gobierno.

Es cierto que la iglesia de Roma constituye una parte muy grande del Misterio de Babilonia, pero lo mismo pasa con la iglesia Protestante y con la iglesia Ortodoxa.  Esta gran ciudad, Babilonia la Grande, gobierna sobre todas las ramas del sistema eclesiástico en todo el mundo.

LA BIENAVENTURANZA DE NO POSEER NADA


A.W.Tozer

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de Dios. Mateo 5:3

Antes que Dios creara al hombre, preparó para él un mundo lleno de cosas hermosas para su sustento y deleite. Todo lo que Dios creó fue para el bienestar del hombre, pero era indispensable que todo estuviera subordinado a él. El Génesis las llama simplemente "cosas." Fueron creadas para su uso y siempre debían ser externas a él. Allá en lo profundo del corazón del hombre debía haber un sitio ocupado únicamente por Dios; afuera, podían estar los mil dones conque Dios lo había bendecido.

Pero el pecado introdujo complicaciones, e hizo que los dones de Dios se convirtieran en instrumentos dañinos para el alma.

Nuestros infortunios comenzaron cuando Dios fue forzado a salir de su santuario, y las "cosas" ocuparon su lugar. Por eso no tenemos paz, porque hemos quitado a Dios del trono de nuestro corazón, y tenaces y agresivos usurpadores pelean por el primer lugar. Esto no es una simple metáfora, sino el análisis de nuestra verdadera condición espiritual. Dentro del corazón humano hay una raíz de mala naturaleza que le insta a poseer más, y siempre más. Codicia "cosas" con fiera y desenfrenada pasión.

 Los pronombres posesivos "mi" y "mío" parecen inocentes en letra impresa, pero son de un terrible significado en la vida. Ellos expresan, mejor que mil volúmenes de teología, lo que es la verdadera naturaleza del hombre. Son los síntomas verbales de la más profunda enfermedad humana. Las cosas materiales han echado raíces tan hondas en nuestro corazón que no queremos arrancarlas por temor a morir.

Las "cosas" han llegado a sernos indispensables, lo que nunca debió haber ocurrido. Los dones de Dios han llegado a ocupar el lugar de Dios y esto ha trastornado todo el orden de la naturaleza. Nuestro Señor Jesucristo se refería a la tiranía de las cosas cuando dijo a sus discípulos, "Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque cualquiera que quiere salvar su vida, la perderá, y cual' quiera que perdiere su vida por causa de mí, la hallará." (Mateo 16:24, 25)

Dividiendo en fragmentos esta verdad, a fin de entenderla mejor, vemos que hay dentro de nosotros un enemigo cuya presencia toleramos con grave peligro. Jesús lo denominó "vida" o "nuestra vida," o como diríamos nosotros, nuestro propio ser, cuya principal característica es el deseo de poseer.

Así lo demuestran las palabras "ganancia" y "provecho." Permitir a este enemigo vivir, terminará al final con todo. En cambio repudiarlo, y con él repudiar el mundo de las cosas, dará como resultado final la vida eterna con Cristo. Se insinúa también cual es la única manera de acabar con este enemigo: por medio de la Cruz. "Tome su cruz cada día, y sígame."

ACCION EN LOS BANCOS DE LA IGLESIA



 Leonard Ravenhill

Cuando un hombre se ha arrastrado durante años en un cristianismo convencional y de repente levanta un vuelo a una inteligencia espiritual y se hace activo y fervoroso en la batalla por el Señor, mostrando un incansable celo por los perdidos, hay alguna razón para ello. (Pero estamos en tiempos tan subnormales al presente que lo que era normal en los días del Nuevo Testamento parece anormal hoy día.) El secreto de este hombre o mujer que se levantan como un jet en los caminos del Señor es que en algún lugar o de alguna manera ha tenido, como Jacob, un encuentro con Dios y ha sido herido en su naturaleza! carnal, pero ha sido fortalecido por el Espíritu Santo.

Hay dos factores indispensables para la vida cristiana que tiene éxito: son visión y pasión. Los hombres pueden vencer imponentes tempestades de criticismo carnal y escalar las mas peligrosas alturas de despiadada oposición diabólica para plantar por encima de todo la cruz de Cristo.

Como? Si han cogido una visión y contraído, una pasión.

Algunos nos exhortan ahora a no hacernos tan fanáticos que no seamos útiles para las cosas terrenas. Hermano, este peligro no existe en la generación actual. La verdad brutal y sin paliativos de nuestros días es que somos tan terrenales que apenas somos útiles para las cosas celestiales.

Amigo, si fueras tan diligente en el cuidado de las almas como lo eres para tus negocios serias una amenaza al diablo; pero si fueras tan poco diligente para tus negocios terrenales como lo eres para los negocios celestiales, es seguro que tendrías que mendigar tu pan.

George Deakin martilleo en mi mente por muchos anos esta acertada sentencia: Una visión sin una tarea hace un visionario; una tarea sin visión un galopín sin oficio ni beneficio; una visión y una tarea, un perfecto misionero.

 Isaías tuvo una visión cuando murió el rey Uzzías. Quizá hay una persona en tu vida que esta impidiendo tu plena visión del Señor. La expansión espiritual tiene un alto precio y hay que pagarlo a veces mediante una decisión crucial. .Estas preparado para una visión a ese alto precio, la perdida de un amigo o de una carrera? No hay precios de ganga para una verdadera renovación espiritual. Si solo quieres ser sabio y santificado para tu propia satisfacción, el ejercito del Señor no tiene necesidad de ti.
Isaías tuvo una visión en tres dimensiones. Observadlo en Isaías 6, versículos 5 al 9: !AY DE MI!, una frase de confesión; HE AQUI, la palabra de limpieza; VE, la palabra de comisión.

Fue una visión hacia arriba, vio al Señor; interna ―se Vio a si mismo; externa ―vio al mundo. 

21 de enero de 2012

LA ESTRUCTURA RELIGIOSA


Javier Vargas

La sociedad alienada por la religión a priori, rechaza los fundamentos de la doctrina cristiana presentada por la Escritura, debido a que generalmente se revisten las tradiciones de un manto "sagrado", ambiente este que sólo permite la supervivencia de la bulimia espiritual, que desprecia la palabra escrita y hablada de parte de Dios, y que termina solo exaltando a los que se han hecho de los más altos cargos clericales, que para el versado en la materia, se llega después de una subasta y adjudicación al que cuente con más protectorado religioso, y por supuesto, político. No hay un analfabetismo más deplorable que el espiritual.

El evangelio predicado con integridad es la tabla de salvación más grande que Dios ha dejado a la humanidad, y que comienza por sepultar por completo esa mezquina idea de considerar a las ovejas como un amorfo rebaño sometido a lo que la superestructura manda o aprueba, donde el concepto de iglesia, a la luz de la Biblia, se desnaturaliza por completo, pues la palabra iglesia viene del griego “Ekklesia”, que quiere decir: “llamar fuera”, refiriéndose a los que Dios llama a tener comunión con El, por fuera de las organizaciones humanas (sobre todo de las religiosas).

La realidad del mal social estructural, hace absolutamente urgente revisar la doctrina romana que ha tenido más de 500 años de influencia en Colombia, y que a todas luces arroja sobre sus adoctrinados, un saldo negativo de enfermedad espiritual que se refleja en la corrupción, la pobreza y la violencia que atormenta a nuestra nación, de la cual no se saldrá, si no damos oportunidad al que entra en nuestras vidas individualmente para sanarnos.

Cómo hacer para conciliar la teoría de una iglesia que dice ser universal (una puerta ancha), y que pretende representar a Cristo quien dijo ser la "puerta angosta", y que además “muy pocos la hallaban”, difícilmente se puede hallar la puerta angosta en medio de tanta mentira.

Romanos 10:14-15 ¿Cómo, pues invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán si no hay quién les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el Evangelio de la paz, de los que anuncian el Evangelio de lo que es bueno! “¿Cómo, pues invocarán (aunque el mismo Señor manifestó que se le honraba de labios, mas nuestros corazones estaban lejos de El) a aquel en el cual no han creído? (aunque histórica e intelectualmente se ha creído en El, la creencia a la cual Dios nos invita es a creer en el corazón como el libro de romanos). ¿Y como creerán (si se enseña como mandamientos la tradición) a aquel de quien no han oído? (por estar oyendo misas y filosofías de hombres que no enseñan lo de Dios). ¿Y cómo oirán si no hay quién les predique (la Verdad)? ¿Y como predicaran si no fueren enviados? (muchos que dicen servir a Dios no fueron llamados por El). Como esta escrito: ¡Cuan hermosos son los pies de los que anuncian el (verdadero y único) evangelio de la paz (anhelada por todos, pero que como nación, no se conoce el camino a ella, pues a esta no se llega por medio de un proceso sino de una Persona), de los que anuncian el evangelio de lo que es bueno!”

LOS SEMINARIOS


Gene Edwars

Los seminarios son el centro neurálgico donde aprendemos la Palabra de Dios. Es ahí donde oímos "la fidelidad a la Palabra de Dios." "Necesitamos ser Neo-Testamentales" y "volvamos a la Biblia." Pero pregunta a un profesor de seminario: ¿Dónde se originaron los seminarios? Probablemente no tenga ni idea. (¡Por Dios, nunca le preguntes si son bíblicos! Y nunca le pidas que dirija el ataque para acabar con ellos.)

El Concilio de Trento abarcó desde 1545 al 1563 y fue asistido por obispos, cardenales y papas. El concepto de los seminarios se ideó casi en la clausura de este concilio (Enero 1562-Diciembre 1563.) Estos hombres estuvieron decidiendo si reformar la iglesia católica romana o quedarse como estaban. Aunque duró dieciocho años, no se obtuvo casi nada de ese concilio excepto el invento de los seminarios.

El currículo que se obtenía en los seminarios (que los protestantes empezaron a establecer poco después de que los católicos lo inventaran) igualaba precisamente al currículo usado en las universidades que surgieron por primera vez durante la edad media. La teología era el plan de estudios común de las primeras universidades. (Por cierto, la teología es la hija de la filosofía griega y encuentra sus más claros orígenes durante la época de Constantino.) Más tarde, en el Concilio de Trento, se consideró sabio separar el entrenamiento del clero de las universidades, pero todavía seguía siendo un currículo establecido según el modelo aristotélico y platónico.

Mas Alla De lo Radical - Gene Edwars

SALID DE ELLA PUEBLO MIO


Peter Whyte
La Cristiandad, como la hemos conocido, está en un proceso de división y desmoronamiento. La Iglesia se divide multiplicadamente a diario. Los miembros dejan una iglesia, se unen a otro grupo, y poco tiempo después encuentran que, dentro de sí mismos, se sienten tan insatisfechos y con tanta infelicidad como cuando estaban en su antigua iglesia. Otros abandonan la iglesia, no se unen a ninguna parte, y se dan cuenta que se les comprendió mal, que los rechazaron o los hicieron a un lado, por no conformarse a los sistemas aceptados por la tradición.

Los ministros renuncian a su ministerio y toman empleos seculares. Y dondequiera que vayamos, hay creyentes firmes en Cristo y en las Escrituras como la Palabra de Dios, que ya no están satisfechos con "asistir a la iglesia" y comportarse como si fueran buenos miembros de un club.

Las fallas humanas quizás tengan que ver con mucho de esto, pero hoy la gran mayoría de creyentes que no encuentran satisfacción en el "iglesismo" de hecho reciben la guía del Espíritu Santo, porque DIOS SÍ ESTÁ EN SU OBRA.

Los caminos del Señor no son nuestros caminos (Isaías 55:8-9), y nos asombraremos al descubrir que Jesús se puede multiplicar, inclusive por medio de la división.

Para muchos de nosotros esta es una experiencia traumática, pues el anhelo de nuestros corazones está en conflicto con mucho de lo que se acepta como un cristianismo "adecuado." Con toda humildad examinamos ansiosa­mente nuestros corazones delante del Señor, porque nos preocupa que en nuestro interior haya algo equivocado y malo.

Después de años de estar a gusto con los conceptos tradicionales de la "religión" y de las iglesias cristianas, estamos confusos porque ya no nos podemos identificar más con los caminos antiguos y, al mismo tiempo, mantener una buena conciencia. Nuestro hombre interior se rebela contra el sistema y sus estructuras, y en muchos de nosotros falta la seguridad de si es el Espíritu Santo quien nos dirige o si estamos en pleno engaño.

Pero, ¡tengamos ánimo! No nos encontramos solos. Por todo el mundo el Espíritu Santo mueve los corazones para sacarlos de Babilonia y llevarlos a la Nueva Jerusalén. En todas partes vemos miles de cristianos confundidos, o infelices por alguna situación de sus iglesias, o por haber salido de la iglesia y preguntarse qué hacer después.

Mi viaje personal a lo largo de esta extraña ruta, comenzó hace casi veinte años, pero antes había pasado treinta años en el cristianismo tradicional. Este libro es un intento de ayuda a quienes están en el comienzo de ese camino y se ha escrito con la esperanza de ayudarles a encontrar un Jesús más fresco, muchísimo más vivo, como la única autoridad sobre el ser y función de su Cuerpo y de su Novia.

Si estás perfectamente contento con "tu iglesia" y te preguntas de qué trata todo esto, entonces, POR FAVOR, NO LEAS ESTE LIBRO... PORQUE NO SE ESCRIBIÓ PARA TI.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry