" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

11 de febrero de 2013

LA LEY Y LA IGLESIA


Michael Clark

Cada vez que usted entra en una discusión acerca de las leyes del Antiguo Testamento, como cristiano usted primeramente debe responder una pregunta y solo una: “¿Cumplió Jesús la ley y los profetas o no?” O déjeme ponerlo de esta forma: “¿Fue su sacrificio perfecto para nosotros o no?” Dejemos que el Hijo de Dios nos diga la respuesta. Jesús dijo: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” (Mt. 5:17).

La palabra griega kataluo en este versículo fue traducida abrogar. Quiere decir disolver, desunir, destruir, demoler, metafóricamente: derrocar, es decir, hacerla vana, quitarle el éxito, traerla a nada, subvertir.
 
La palabra cumplir fue traducida del pleroo. Quiere decir hacerlo completo, llenar, es decir, llenarlo hasta el tope para hacerlo abundante, proveer liberalmente, dejarlo completo: para que nada más sea necesario, medida completa, lleno hasta el borde, hacer completo algo particular, hacerlo perfecto, llevar algo hasta el final, cumplir lo que se dice, sean promesas o profecías hasta que se cumplan, se ratifiquen, o se logren. Jesús dijo que su vida y sacrificio en la cruz completó totalmente, y logró las demandas de la ley y los profetas. Por esto es que él pudo decir con su último aliento de moribundo: “CONSUMADO ES”.

La Ley y La Iglesia - Michael Clark

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry