" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

18 de febrero de 2013

UN DIOS CELOSO

 

Charles E. Newbold Jr.
 
Dios nos creó para Él. El quiere una relación íntima con nosotros. Él quiere que le conozcamos, le amemos, confiemos en Él, dependamos de Él y le obedezcamos. Es un Padre amoroso y fiel para nosotros los que creemos, y demanda de nosotros que le demos nuestro amor y fidelidad a Él. Él es profundamente celoso de cualquier cosa que levantemos entre Él y nosotros. Deja sentir el desprecio apasionado de Dios hacia nuestra idolatría, al leer detenidamente el texto que aparece debajo. Los que amáis sinceramente al Señor, deberíais ser impactados para siempre con las citas de la Escritura.

Dios habló a través de Moisés a los hijos de Israel diciendo: “Yo soy Jehová tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra“. “No te inclinarás a ellas, ni las honrarás.” Éxodo 20:1-5, Deut. 5:1-10.

Jesús contestó al fariseo diciendo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este el primero y grande mandamiento.” Mateo 22:37-38. Esta clase de amor es ágape, que tiene que ver con la entrega de tu vida para el bienestar de otros. En este caso, tiene que ver con querer sólo lo que Dios quiere, no querer nada para el Yo.

La idolatría rompe el corazón de Dios, que quiere celosamente un amor no dividido, adoración y fidelidad.  Dios tiene celo por nuestros ídolos. El está celoso cuando nos jactamos en nosotros mismos y en nuestros logros, en lugar de reconocer que toda buena dádiva, y todo don perfecto procede de lo alto, del Padre de las luces” Santiago 1:17. Dios dijo, “No te has de inclinar a ningún otro dios (otros dioses), pues Jehová cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es”. Éxodo 34:14.

Moisés ordenó al pueblo que guardara las ordenanzas de Dios y les advirtió que no cometiesen idolatría diciendo: “Porque Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios celoso.” Deut. 4:24. Josué reafirmó al pueblo que Dios es un “El es Dios santo y Dios celoso”. Josué 24:19

Elías expresó celo a favor de Dios: “He sentido  un vivo celo por Jehová de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y solo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.” 1ª Reyes 19:14 (También lee Ezeq. 8:3, 16:38-42; 23:25; 36:5-6, 38:25.)

Asaf lamentaba: “¿Hasta cuando, oh Jehová? ¿Estarás airado para siempre? ¿Arderá  como fuego tu celo?” Salmos 79:5.

El profeta Nahúm, siendo el pulso de Dios, declaró que “Jehová es Dios celoso, y vengador; Jehová es vengador y lleno de indignación; se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos ”: Nah. 1:2

Joel, mirando al día de la renovación, profetizó, “Y Jehová, solícito (celoso) por su tierra, perdonará a su Pueblo”. Joel 2:18.

Sofonías habló: “Ni su plata ni su oro podrá librarlos el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra”. Sofonias 1:18. El siguió hablando por Dios, diciendo, “Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros: porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra.” Sofonias 3:8.

Zacarías escribió, “Y me dijo el ángel que hablaba conmigo: Clama, diciendo: Así ha dicho Jehová de los Ejércitos, Celé con gran celo a y a Sión”. Zacarías 1:14. Y de nuevo, “Celé a Sión con gran celo, y con gran ira la celé.” Zacarías 8:2

El apóstol Pablo preguntó a los corintios “¿O provocaremos  a celos al Señor?” 1ª Cor. 10:22. Como lo hizo Elías, Pablo sintió el fuego del celo de Dios en su estómago y escribió mas tarde: “Porque os celo con celo de Dios, pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo”. 2ª Cor. 11:2

 El Sistema de La Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr.

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry