" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

6 de mayo de 2013

EL CARACTER DEL REINO


George Warnock

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.” (Rom. 14:17).

Jesús vino al mundo a establecer el Reino de los Cielos—no a desterrar a los romanos de Jerusalén, sino a desterrar el pecado de los corazones de los hombres. Al caminar en obediencia y representar verdaderamente al Padre en la tierra, se enfrentó directamente con el mundo, la carne y el diablo. Continuamente rehusó entrometerse en los reinos de este mundo, aunque en una ocasión vinieron a Él en un intento desesperado por hacerlo su Rey “por la fuerza”. “Mi Reino no es de este mundo”, dijo Él (Juan 18:36). Él vino para traer a la tierra una clase de reino diferente—el Reino de los Cielos, el Reino de Dios sobre la tierra. (Algunos intentarían hacer una distinción entre el Reino de los Cielos y el Reino de Dios. Toma tu concordancia y mira estos términos tal y como son usados en los cuatro evangelios. Es evidente que se trata del mismo Reino: El Reino de Dios traído del Cielo para abrazar los corazones de los hombres). Estos principios sobre los que el Reino se establece son los principios de la justicia, la verdad, la mansedumbre y el amor. Mira como está delante de Pilatos, un representante de uno de los imperios más poderosos de todos los tiempos hasta la fecha, y ve como Él le contesta a la pregunta, “Luego, ¿eres tu Rey?”

“Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.” (Juan 18:37).

 Coronado con Aceite - George Warnock

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry