" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

5 de noviembre de 2014

LA TENDENCIA HUMANA HACIA LA IRRESPONSABILIDAD


Davis y Clark

Reconozca que usted ha rechazado el gobierno de Dios sobre su vida por su preferencia a los gobiernos humanos (vea 1ª Sam. 8:19-20). Sepa que con toda probabilidad, abdicó de las responsabilidades que Dios le dio al hombre por un deseo desordenado de recibir aprobación y aceptación de los hombres. Pregunte al Padre si esto es cierto con respecto a usted.

Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz”. ¿Oye usted su voz? Si no la oye, no se conforme con nada menos. Enciérrese solo con Dios, solo usted y El solos, hasta que usted oiga del cielo directamente.
Muchos cristianos no oyen la voz de Cristo debido al ruido religioso que hay alrededor suyo. Y si están buscándole a El, están buscando en todos los lugares equivocados. Avivamientos, grandes oradores, seminarios, reuniones especiales, clases de entrenamiento de élites, y, desde luego, antes que me olvide, de las escuelas bíblicas. Retiros de jóvenes, retiros de adultos, retiros, retiros. Ellos están en medio de toda actividad religiosa en la ciudad, y planeando unas cuántas propias..

Pero así como fue con Elías, el SEÑOR no estaba en el poderoso viento, si bien el mismo “rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová…”. Tampoco el SEÑOR estaba en el terremoto o en el fuego. Pero Elías oyó un silbido [susurro] apacible y delicado (1Reyes 19:11-13) El susurro no se puede oír en el alboroto y en el tornado creado por el aletear de nuestras propias alas. Su voz no puede ser oída sobre el sonido del terremoto. No va a hallarse en las chispas, fuego, y humo de la religión.
Oh querido cristiano, póstrese sobre su rostro y no se levante hasta que oiga a Dios directamente. Espere en El, resistiendo la tentación de correr al hombre por la respuesta, y usted volará con las alas del aguila. Vale la pena su tiempo de esperar en el Señor.
Isaías 40:31 “…pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”
Venga sin temor ante el trono de Dios.

Hebreos 4:16 - Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
Jesús ha comprado el derecho de acceso directo por nosotros. Podemos entrar por medio de Su sangre, y Sus méritos; no por los nuestros. Es la responsabilidad de todo creyente el aproximarse a Dios como intercesores por ellos mismos y por otros.

1 Cor. 2:2 - Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.
1 Co. 3:11 - Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.
2 Co. 13:5 - Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?
Ef. 4:21 - …si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.
Fil. 1:6 - …estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

 Reemplazando a Jesús - Davis y Clark

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry