" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

5 de diciembre de 2014

LA ENSEÑANZA DE BABILONIA


Estephen E. Jones

Esto es lo que uno de los “maestros” de hoy en día tiene que decir sobre el pecado y cómo lidiar con él:

"El cristianismo tradicional se ha hecho girar en torno a la cuestión del pecado y cómo tratar con él. Esto representa una resaca del sacerdocio y de sistema de sacrificios de los hebreos del Antiguo Testamento .... Todo este enfoque en el PECADO firmemente estableció un gran abismo que separaba al hombre de Dios. Si usted piensa que esto nació de una verdadera revelación espiritual, no puede estar más lejos de la verdad. Todo el sistema de sacrificios y ofrendas en el Antiguo Testamento proporcionó empleo permanente y posición para el sacerdocio en Israel, a causa del pecado. El liderazgo de la Iglesia hoy en día, tanto en las Iglesias Episcopales como evangélicas, estaría buscando otros medios de acceso si la gente entendiera que DIOS Y EL HOMBRE NUNCA SE HAN SEPARADO!"

Él está diciendo que el sistema de sacrificios del Antiguo Testamento no era una verdadera revelación de Dios. Por lo tanto, Moisés fue engañado, y que parte de la Escritura no fue inspirada por Dios. Da a entender que se trataba de la mente carnal de Moisés por un MOTIVO DE DINERO. Es decir, se trataba de una manera de proporcionar empleo a los levitas.

Dice, en efecto, que, como "Dios y el hombre nunca se han separado", no hay necesidad del sacrificio de la sangre de Cristo para reunir a Dios y el hombre. No hay distinción entre creyentes y no creyentes. No hay necesidad de tratar con el pecado, porque en realidad no hay pecado, el pecado es sólo una ilusión creada por una conciencia mentirosa.

Si Moisés se equivocó en la creación de un sistema de sacrificios, la consecuencia es que el sistema sacrificial no era un tipo y sombra del sacrificio de Jesucristo en la cruz. Este maestro está negando-o al menos seriamente socava el propósito entero de la primera venida y la obra de Cristo en la cruz.

Él pasó otros cuatro párrafos en su artículo intentando probar por la Escritura que Dios nunca ordenó a Israel establecer el sistema de sacrificios en primer lugar. ¿Fue Moisés hablando por una mente carnal? ¿Fue el Levítico no inspirado? Pero entonces, ¿por qué deberíamos sorprendernos, pues arroja fuera toda la ley de Dios también.

 Babilonia - Estephen E. Jones

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry