" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

5 de diciembre de 2014

ODRES NUEVOS PARA VINO NUEVO (Lc. 5:37-39)

                         

Virgilio Zaballos   
          
Dios ha provisto el vino nuevo del evangelio que incluye múltiples beneficios. Esos beneficios solo se pueden retener si el recipiente es nuevo también. El vaso es el hombre nuevo que vive santificado para ser útil al Señor (2Tim .2:19-21). No se pueden retener los beneficios de Dios sin una vida transformada y santificada, que viva en armonía con el vino nuevo. Esa vida en santidad está provista también en Cristo (1 Co.1:30 y 6:11). Por lo tanto, es posible el equilibrio entre el recibimiento de los beneficios de Dios y su correcta asimilación y distribución a través de una vida honesta y sincera.

Resumiendo.  La provisión de Dios nos trae beneficios a través del Nuevo Pacto en Cristo. Estos beneficios suplen las múltiples necesidades que el hijo de Dios enfrenta.
En este capitulo hemos visto algunos: Éxito laboral; sanidad física; perdón de pecados; un llamamiento santo y un vaso santificado que puede retener la bendición de Dios y a la vez compartirlo a otros. La experiencia del amor y el cuidado de Dios debe producir una vida de alabanza y gratitud.

“Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; el que sacia de bien tu boca, de modo que te rejuvenezcas como el águila” (Sal. 103:1-6). Y ello debe conducirnos a un servicio gozoso a nuestro Señor y a la sociedad. “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y  su verdad por todas las generaciones”  (Sal. 100:1-5).

 El Milagro de Una Vida Equilibrada -  Virgilio Zaballos 

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry