" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

3 de diciembre de 2014

SIGUIENDO A JESÚS


Charles E. Newbold Jr

Llamé a Bill Shipman para decirle que había dejado EL Ministerio. Después de valorar mis noticias durante un instante, me contestó lleno de alegría en su voz: “Yo pensaba que se suponía que solo teníamos que seguir a Jesús”.
Cesar en EL Ministerio no significa inactividad. Tenemos un camino que andar. Hemos de seguir a Jesús dondequiera que ÉL vaya y no tenemos que convertirlo en un negocio, darle un nombre o utilizar un título sobre nosotros mismos.

Cada uno de nosotros tiene un don—un ministerio—con “m” minúscula, tanto si es grande o pequeño, y del que tenemos que ser fieles mayordomos. Tenemos una responsabilidad de responder al Espíritu Santo cuando nos llame a operar en ese don o ministerio para la edificación del cuerpo, para que podamos edificarnos unos a otros para morada espiritual, como la familia de Dios. Efesios 2:19-22. Estas son funciones, no posiciones.

EL Ministerio implica que algunos entre nosotros son peces gordos, mientras que el resto, carecemos completamente de trascendencia. Implica una relación de arriba a abajo entre los que disponen de grandes dones sobre todos los demás. Si alguna vez ha habido peces gordos en el Reino de Dios, los doce apóstoles escogidos ciertamente estarían aprobados. Sin embargo, Jesús enseñó a sus doce que no habían de ser como los príncipes de los gentiles que se enseñoreaban de la gente. Mat. 20:25-26. Con los doce de entonces, e incluso con nosotros hoy, “el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo (diakonos, que significa literalmente, “siervo”(doulos,  que significa literalmente “esclavo”); como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir (diokonesai, que literalmente significa, “servir”), y para dar su vida en rescate por muchos “. Mat. 20:27-28.

Los cinco siervos que equipan en Efesios 4:8 tienen las unciones para equipar al resto del cuerpo de Cristo para la obra del servicio, pero esto no los hace mayores que el resto del cuerpo de Cristo. Los que tienen la unción apostólica son los mejores remadores. Recordando su experiencia de conversión ante Agripa, Pablo citó al Señor, como si le hubiera dicho, “Pero levántate, y ponte en pie, porque te he aparecido para este propósito, para hacerte un ministro.” Hechos 26:16. La palabra para ministrar usada aquí viene de la raíz huperetes que significa “remero”. Este término náutico generalmente se refiere a cualquier subordinado que trabaja bajo la dirección de otro. Los Apóstoles están subordinados a la autoridad de Cristo, que los ha apartado y los envía. En 1ª Cor. 3:21-41, Pablo incluye a Apolos y a Cefas como remeros: “Téngannos los hombres por servidores de Cristo”. Este término también se uso en referencia a Juan Marcos en Hechos 13:5.

He descubierto que cuando intento hacer un ministerio—es decir, cuando intento hacer que suceda en mis propias fuerzas, la unción me evade.  Cuando descanso en ser quién soy sin tratar de hacer ministerio, la unción me empuja. Soy mucho mas productivo para el Reino cuando mantengo resignación respecto del EL Ministerio que cuando lo busco activamente. Cuando persigo EL Ministerio, no encuentro el Reino. Cuando persigo el Reino, el ministerio (no EL Ministerio), me persigue. EL verdadero ministerio es la medida de Jesús que Él desea derramar a través de mí.

Muchos individuos que están en esta Cosa que llamamos EL Ministerio son Nicolaítas y tienen un espíritu Nicolaita.

Notas

{15} La versión King James utiliza la palabra “office” (oficio en inglés), en varios pasajes, pero es traducida de varias palabras griegas que significan cosas diferentes. En Lucas 1:8, en referencia a Zacarías, que esta operando bajo su sacerdocio del Antiguo Testamento, la palabra “office” significa “servir como sacerdote” y en Lucas 1:9, simplemente se refiere al sacerdocio. En Romanos 11:3, la palabra “office” ha sido derivada de diakonian que significa “servicio”. Esta frase es traducida literalmente, “Magnifico mi servicio”. En Romanos 12:4, la palabra “oficio” procede una palabra griega que significa “acción”. En 1ª Timoteo 3:1, no existe ninguna palabra en absoluto en el texto griego en la que la palabra “office” haya sido implicada. En 1ª Timoteo 3:10, de nuevo, la palabra procede de la palabra raíz diakonas (servicio), y no debería leerse, “Que usen el oficio de un diácono”, sino en su lugar, “Que ministren (o sirvan)”. En 1ª Timoteo 3:13, la palabra usada aquí, bathmon, habla de la forma en que uno camina con dignidad, rango y presencia.

El Sistema de la Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry