" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

5 de diciembre de 2014

TENER UNA CONCIENCIA CAUTERIZADA


Estephen E. Jones

Charles Fillmore, fundador de la Iglesia de la Unidad, no sabía la diferencia entre el alma y el espíritu. Siguió a la antigua idea griega de que la mente era divina. En otras palabras, él creía que el alma era espiritual. Él se llamó a sí mismo un "metafísico cristiano", pero la verdad es que él rechazó a Jesús como un sacrificio por el pecado. Así Fillmore no estaba justificado por la fe en la sangre del cordero. Por definición bíblica, él no era un justificado creyente cristiano.

Para Fillmore, si un hombre tiene una conciencia culpable, el problema no es que él pudiera haber pecado, sino que tiene una conciencia diciéndole que ha pecado. La conciencia de pecado es el problema, dice. Y así les dice a sus seguidores que se perdonen a sí mismos, piensen positivamente, confiesen y afirmen su bondad y perfección, y aprendan a manipular las leyes del dios impersonal para prosperar, aun en pecado.

Como un no creyente, Fillmore no fue guiado por el Espíritu; por lo tanto, su único recurso para discernir el bien del mal era su conciencia -la voz de su alma. Rechazó incluso esta, pues enseñó a los hombres a ignorar y destruir la voz de la conciencia con el fin de evitar que él y sus seguidores se sintieran culpables. Pablo predijo esto en 1 Tim. 4:1,2

1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos se apartarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, 2 mediante la hipocresía de mentirosos, cauterizados en su propia conciencia como con un hierro candente.

Fillmore, y otros que enseñan estas cosas hoy en día, están cumpliendo con esta revelación que Pablo tenía con respecto a estos días. Por el contrario, Pablo dijo de sí mismo en Hechos 24:16,

16 A la vista de esto, yo también me esfuerzo para mantener siempre una conciencia irreprensible delante de Dios y delante de los hombres.

Pablo no trató la conciencia como una cosa mala que debe ser silenciada. Él la trató como una parte del alma que debía estar en sujeción al espíritu. Cuando el alma da testimonio del espíritu en todas las cosas, entonces realmente se convierten en uno, como en una unión matrimonial. Cuando el alma ve el mundo exactamente como el espíritu lo hace, entonces tienen la perfecta unión. De esta manera, la separación del alma y el espíritu provocada por el pecado de Adán al comer del árbol de la ciencia se supera. Alma y espíritu se vuelven a reunir como un solo cuerpo, en pleno acuerdo y armonía. Creo que esta es la visión del problema y también la solución establecida en la Escritura.

Babilonia - Estephen E. Jones, 

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry