" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

9 de julio de 2018

LA "REFORMA APOSTÓLICA"


Michael Clark, George Davis

Una de las marcadas diferencias entre Pablo y muchos de los así-llamados profetas de hoy en día es que Pablo decreció.
En contraste, estos hombres y mujeres que exhiben sus títulos y posiciones siempre están creciendo. Otra gran diferencia es que Pablo predicaba a Cristo, mientras que éstos siempre están predicando su apostolado. Pablo escribió: “Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús” (2 Cor. 4:5). En contraste, todos los libros escritos por las crecientes estrellas de hoy en día están escritos en defensa de sus supuestos ministerios. Su sola preocupación es la reaparición de los apóstoles en la iglesia y la restauración de la autoridad apostólica. Según nuestro conocimiento, solo aquellos que se ven a sí mismos como apóstoles han escrito esos libros. ¡Esto es un claro conflicto de intereses debido a que ellos se predican a sí mismos!

Pablo nos advierte que la marca que identifica a los falsos apóstoles es el disfraz. “Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo” (2 Co. 11:13). Si usted no es un verdadero apóstol, requiere un constante posicionarse y pretender para convencer a otros que usted lo es. Esto puede explicar la necesidad de crear nuevos y extravagantes títulos ministeriales casi diariamente. Ellos quieren que creamos que son tan importantes como ellos creen que son.

Ellos claramente establecen que la victoria en “la guerra espiritual’ depende de que ellos “vayan dentro de un área y batallen espiritualmente con espíritus territoriales”. Uno de estos llamados a-sí-mismos apóstoles escribió:
Estos malvados príncipes espirituales serán derrotados poco a poco, y ellos eventualmente serán destronados por la guerra de la Iglesia.
En contraste, un hombre que es un apóstol y sometido a Cristo, ahora reinará espiritualmente sobre la localidad y lugar de donde fue desplazado el malvado príncipe… Mientras estos angelicales príncipes son derrotados uno a uno, el control de Satanás sobre el mundo estará seriamente debilitado.
Finalmente, en una guerra espiritual unida a nivel global, los ultimos apóstoles y la Iglesia confrontaran a Satanás mismo.”

¡Hablando de visiones de grandeza! Nosotros pensábamos que los angeles de Dios eran los que arrojarían a Satanás al lago de fuego en el tiempo designado por Dios. Fue esta clase de locura de la que nos advirtió Judas cuando escribió:
No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores. Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda. Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. (Jud. 1:8-10)

Estos hombres presuntuosos también creen que la restauración del “oficio del apóstol” es esencial para “liberar las finanzas” para la iglesia. En sus propias mentes, estos hombres se ven a sí mismos como la respuesta a todas las necesidades de la iglesia. Unos cuantos aun osaron colocarse ellos mismos en la punta del montón apostólico.

Después del ataque del 11 de Setiembre1, uno de estos “apóstoles”, quien se llama a sí mismo “El Apóstol que Preside”, nos muestra un poco la megalomanía2 de estos pobres hombres y mujeres que se engañan a sí mismos:
En nuestros roles como líderes apostólicos de la Coalición Internacional de Apóstoles, ambos, tanto John Doe3 (no es su nombre real) y yo, hemos escrito una declaración apostólica inicial. Esta es la mía, y la de John Doe será adjuntada a la mía en la misma comunicación… Yo habitualmente leo un capítulo de la Biblia antes que empiece cada día. El 11 de Setiembre, leí 2 Reyes 18 antes de haber oído que estábamos en una crisis nacional. Naturalmente, mi lectura para el 12 de Setiembre, después de saberlo, fue 2 Reyes 19.
Esta es la historia de Ezequias. En el capitulo 18 él fue en una ofensiva espiritual y limpió la idolatría de Judá. Al diablo no le gustó esto, así que envió a Senaquerib de Asiria contra él con una amenaza, a la cual asemejo con la destrucción de las torres gemelas.
Mientras oraba sobre mi rol personal en esta crisis, fui a 2 Reyes 19 donde se registra la reacción de Ezequias. Ezequías indagó ante el Señor, y después envió por la palabra de Dios a través de Isaías el profeta. El era conciente de que Dios ‘no hará nada, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas’ (Am. 3:7).

Solo cuando recibió la palabra del Señor a través de Isaías, Ezequías fue ante el Señor a hacer su declaración Real. Vi que el Señor quería que yo pospusiera cualquier declaración acerca de la guerra de las torres gemelas hasta que viniera palabra de los profetas.
La palabra, por lo menos una palabra preliminar, ahora ha venido de los profetas (hemos recibido cerca de 1.000 correos electrónicos), así que estoy listo para escribir este memorandum.”
¿Realmente este hombre se ve a sí mismo como rey, haciendo declaraciones Reales?
Continúa:
Me imagino que muchos otros apóstoles, aparte de John Doe (no es su nombre real) y yo, estaremos haciendo la misma cosa. ¿Quién sabe? Tal vez algún día seremos capaces de reunirnos para estar de acuerdo sobre lo que el Espíritu está diciendo a las iglesias. …La Red Estratégica de Oración, El Observatorio, Generales de la Intercesión, La Coalición Internacional de Apóstoles, El Concilio Apostólico de Ancianos Profetas, El Centro Jericó, y otras unidades vitales.”

¡Gracias comandante en jefe! ¿Se da usted cuenta como ellos gravitan4 a los títulos que emplea este sistema mundial – títulos como Estratégica, Red, Generales, Coalición, Centro y unidades? Uno de estos hombres habló de una constante ascendencia de títulos debido a que el énfasis cambia de ministerio de pastor a maestro, de maestro a evangelista, de evangelista a profeta, y de profeta a apóstol en la últimas cinco décadas. Cuando oí esto, yo (Michael) pensé, ¿Qué título van a reclamar después de esto, el título de Jesucristo el Rey? Después de leer el memorandum de arriba, este titulo no parece que esté lejos de ser alcanzado. No hay nada más ciego que el orgullo. En contraste, las palabras de Pablo vienen al caso:
Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; el cual es fiel al que le constituyó, como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios. Porque de tanto mayor gloria que Moisés es estimado digno éste, cuanto tiene mayor honra que la casa el que la hizo.
Porque toda casa es hecha por alguno; pero el que hizo todas las cosas es Dios. Y Moisés a la verdad fue fiel en toda la casa de Dios, como siervo, para testimonio de lo que se iba a decir; pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza. (Heb. 3:1-6)
El que edifica la casa es el que lleva la gloria. Preguntamos: “¿Qué casa están edificando estos hombres y quién está llevando la gloria?” La respuesta es demasiado obvia.
Estos que se nombraron a sí mismos de ser edificadores del reino, también cobran exorbitantes precios para que uno pueda asistir a sus reuniones, a menudo 300 dólares por silla. Ellos hacen mercadería de los insospechados (inocentes) hijos de Dios. Aparte de la Biblia, el Didache es uno de los más antiguos documentos.Fue escrito aproximadamente en el año 150 aC. Ahí encontramos las siguientes instrucciones:
Ahora, acerca de los enviados (apóstoles) y profetas, pónganse de acuerdo al principio del buen mensaje. Cada enviado que vienen a ustedes, acéptenlo como aceptarían al Señor. Pero él no debe permanecer más de un día.
Ahora si hay necesidad, entonces también el siguiente. Pero si permanece por tres, el tal es un falso profeta.
Ahora, cuando el enviado parte, no debe llevar nada excepto pan para llegar al próximo alojamiento. Pero si pide dinero, es un falso profeta.

Apostoles Verdaderos o Falsos - Michael Clark, George Davis

No hay comentarios:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry