" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

25 de octubre de 2012

LOS 4 ENEMIGOS DEL ALMA

 
Virgilio Zaballos

LA HIPOCRESÍA (Lc. 12:1-3) En esto, juntándose por millares la multitud, tanto que unos a otros se atropellaban, comenzó a decir a sus discípulos, primeramente: Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas”.

¿Que es la hipocresía? Es representar un papel que no se corresponde con la verdad de lo que somos. Es apariencia exterior que trata de esconder la triste realidad interior. Es vivir enmascarado, en carnaval. Es un fraude. Un engaño a nosotros mismos y a los demás. Por lo tanto, la hipocresía es un desequilibrio entre el interior y el exterior; entre la realidad y la fantasía o ficción.  Jesús advierte a sus discípulos de este peligro, "guardaos de la levadura de los fariseos que es la hipocresía. Este germen actúa como levadura que leuda la masa. Se extiende y afecta a otros.

El mismo apóstol Pedro fue vencido por este poder diabólico y arrastró a otros judíos, incluso a Bernabé. "Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aún Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos” (Gá.2: 11-14). El apóstol Pablo tuvo la valentía de enfrentarse a esta actitud impía y desenmascararla contundentemente. ¡Tomemos buena nota de lo fácil que puede llegar a ser deslizarse en esta trampa!. La hipocresía actúa en todas las esferas de la sociedad, pero hay un campo donde se manifiesta con mayor asiduidad, es en el terreno religioso; por ello será mas fácil encontrarla activada en las “iglesias” y es allí donde debe ser mas combatida.

La hipocresía no reconoce la Omnipresencia de Dios (Lc. 12:2). Si vivimos la fe en un Dios que está en todas partes y conoce cada palabra de nuestra boca no caeremos en la hipocresía (Sal. 1.39:1-4). Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda

Nuestro Maestro venció a este enemigo y hasta los propios adversarios lo reconocían (Mt .22:16). Y le enviaron los discípulos de ellos con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres amante de la verdad, y que enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te cuidas de nadie, porque no miras la apariencia de los hombres”.

22 de octubre de 2012

AL “SACRIFICAR” DINERO SE COMETEN POR LO MENOS 3 HEREJIAS:


Gabriel Guzman

1-) Se esta negando el ultimo y perfecto Sacrificio hecho por el Hijo de Dios,porque al tener que hacer”su sacrificio”esta diciendo que ud debe completar algo que el no pudo conquistar en la cruz para darselo por gracia a sus hijos
( Rom_8:32) El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

2-) Todo lo que un cristiano recibe,no es por meritos,sino por su misericordia,pero ud al ”sacrificar” está diciendo que tiene meritos de recibir algo,por causa de el”sacrificio” que ud hizo,e incluso se le enseña a ud a “reclamar” y a ”exigirle” a Dios por causa del dinero que ud colocó en un sobre.

3-) Ud esta practicando algo que Jesus ni la iglesia primitiva enseñaron, los apóstoles nunca instaron a los creyentes a sacrificar dinero a Dios a cambio de beneficios y favores.
JESUS NO PRESENTO A UN DIOS QUE VENDE SUS BENDICIONES A SUS HIJOS
(Dios no es un traga-monedas que funciona con dinero)
En el Nuevo Pacto,a traves de SU SACRIFICIO,tenemos acceso al Padre para PEDIR , no tenemos necesidad de hacer transacciones monetarias con Dios, por cuanto la base de este pacto es la sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo y no el dinero.

18 de octubre de 2012

CELOS: COMETIENDO FORNICACION


Charles E. Newbold Jr.

La mayoría de la gente en la pequeña iglesia rural donde yo servía, aceptó el hecho de que yo creyera que hablar en lenguas, la sanidad divina, la expulsión de demonios, y todos los dones del Espíritu Santo fueran para hoy, incluso aunque la burocracia de la denominación no estuviera de acuerdo. De cualquier forma, intenté hacer de Jesús el único asunto que importaba. Todo el mundo estaba muy contento con este arreglo hasta que el Espíritu Santo habló a mi Espíritu pidiendo que aboliera la Escuela Dominical.
 
 “Señor, me estás confundiendo”, discutí. “Nadie cierra la Escuela Dominical, especialmente como pastor de esta denominación. La Escuela Dominical pertenece a los ancianos. Tú deberías saber eso, Señor”. Deseché el pensamiento por imprudente. Tenía planes para levantar la Escuela Dominical. Había estudios que habían probado que la existencia de grupos pequeños como la Escuela Dominical, podían contribuir al crecimiento de iglesia, y en ese momento  de mi entendimiento, quería edificar la iglesia.
 
Sin embargo, después de ser dirigido con severidad al cierre de la Escuela Dominical por tercera vez, supe que tenía que hacer algo. Llamé a los hombres de la iglesia y les presenté mi dilema. La mayoría de ellos estaban dispuestos a probar para ver lo que Dios haría.  “Después de todo”, muchos razonaron conmigo, “si no resulta provechoso, siempre podemos volver a tener Escuela Dominical”.
  
Sin embargo, no todos estaban dispuestos a probarlo. No sabía que Dios quería que diera tal paso hasta que traté de negociar el trato con la persona de mayor influencia en la iglesia. Lágrimas brotaron de sus ojos, hablando con voz entrecortada, pero firme. “Tú no vas a quitar Mi Escuela Dominical”. Entonces supe de qué iba todo esto. La Escuela Dominical era un becerro de oro para algunos de ellos, y yo me había atrevido a tocarla.
  
El Sistema de la Iglesia Ramera - Charles E Newbold Jr. 

EL NUMERO 3 EN LAS ESCRITURAS (Como signo de plenitud)


 
Clayton Sonmore

3 es la primera cifra «geométrica.» 2 líneas rectas no encierran ni completan nada. Las 3 dimensiones: LONGITUD, ANCHO y ALTURA son necesarias para formar un sólido. Así, el 3 significa lo que es sólido, real, substancial, completo e íntegro...

3 grandes divisiones completan el tiempo: PASADO, PRESENTE y   FUTURO.

3 cosas completan la esencia de la capacidad humana:   PENSAMIENTO, PALABRA y OBRA.

3 son las fiestas anuales de Israel: PASCUA, PENTECOSTÉS y LOS TABERNÁCULOS.

3 son los atrios del Tabernáculo: ATRIO EXTERIOR, LUGAR SANTO y LUGARSANTÍSIMO.

3 cosas están en el Arca: LA VARA, EL MANA y LA LEY.

3 son las medidas iguales de 10 codos cada una (el cubo) del LUGAR SANTÍSIMO. En el TERCER día de la creación, la tierra fue separada de las aguas (la resurrección). Al TERCER día Jesús se levantó de la muerte. En la TERCERA hora del día Él fue crucificado, y hubo tinieblas durante 3 horas.

3 fueron las personas levantadas de la muerte por Jesús.

3 años en la búsqueda del fruto testimonian el completo y absoluto fracaso de Israel (Lucas 13:7). Por 3 veces Él dijo: «ESCRITO ESTA.» Por 3 veces una voz habló desde el cielo dando testimonio de El: Mateo 3:17 - Mateo

17:5-Juan 12:28.

3 idiomas escritos sobre la cruz, muestran el absoluto rechazo que el hombre hizo de El. Por 3 ministerios Él fue levantado de entre Sus hermanos: Profeta, Sacerdote y Rey (Deuteronomio 17:5; 18:3-5,15).

3 fueron las revelaciones como Pastor: el BUEN PASTOR (en la muerte, Juan 10:11), el GRAN PASTOR (en la resurrección, Hebreos 13:20), el PRINCIPE DE LOS PASTORES (en la Gloria, 1 Pedro 5:4).

3 apariciones de Hebreos 9 que muestran que Su obra no estará terminada hasta cuando El aparezca de nuevo.

3 días de viaje separan a Israel de Egipto (el mundo). La separación completa (Éxodo 5:3). 3 cosas trajeron los espías: UVAS, HIGOS y GRANADAS. Por 3 veces se separaron las aguas del Jordán (Josué 3:16; 2 Reyes 2:8,14). 3 días de búsqueda le toma a Elías la culminación del testimonio que él no había podido encontrar (2 Reyes 2:17).

3 son las divisiones que completan el canon del Antiguo Testamento: LEY, PROFETAS, SALMOS (Lucas 24:44).

El 3 señala la culminación de los tratos de Dios con determinadas personas: SEM, CAM, JAFET; ABRAHAM, ISAAC, JACOB; SAÚL, DAVID, SALOMÓN; NOE, DANIEL, JOB; SADRAC, MESAC, ABED-NEGO; PEDRO, SANTIAGO, JUAN.

3 son los dones de la gracia: FE, ESPERANZA y CARIDAD (repetidos cinco veces). La TRIPLE naturaleza del hombre completo: ESPÍRITU, ALMA y CUERPO. La TRIPLE naturaleza de la tentación: CONCUPISCENCIA DE LA CARNE, CONCU­PISCENCIA DE LOS OJOS y SOBERBIA DE LA VIDA (1 Juan 2:16). La TRIPLE corrupción de la Palabra de Dios: QUITÁNDOLA, AGREGÁNDOLE y CAMBIÁNDOLA.
 
3 son los grandes enemigos del hombre: el MUNDO, la CARNE y el DEMONIO.
 
3 son los hombres que aparecen en el Monte de la Transfiguración [«Y después de seis días...» (Marcos 9:2)].

Mas Allá del Pentecóstes  -  Clayton Sonmore

EL PRINCIPIO DE LA VIDA EN CRISTO


Michael y Clark.
 
Jesús vino como una demostración viviente de otro principio (o Logos) de vida, uno que dio vida y auténtico cambio espiritual en las vidas de cientos a los que Él tocó. “Un filósofo griego llamado Heráclito uso por primera vez el término Logos alrededor del 600 A.C. para designar la razón divina o plan que coordina a un universo cambiante. Esta palabra encajaba muy bien en el propósito de Juan en Juan 1” (Enhanced Strong’s Lexicon). La palabra griega Logos podría corregirse más correctamente como razón o lógica. Jesús es la lógica de Dios. Sus caminos no fueron ni son los caminos del hombre natural.

Toma el ejemplo de los fariseos que arrastraban ante Jesús a la mujer que había sido atrapada en el mismo acto de adulterio. Tenían un complot doble. Primero planearon imponer bondad sobre este pecador y otros a ella matándola por quebrantar la ley. También tramaron en contra de Jesús intentado conseguir que se convirtiera en cómplice del asesinato o que la excusara por causa de su compasión por los perdidos. Si condonaba el crimen, también estarían justificados para apedrearle también a Él.

La vida de Jesús fue una demostración continua de Vida. Su respuesta a los líderes judíos no solo salvó la vida de esta mujer sino que expuso el pecado que acechaba en sus propias almas entenebrecidas. Cuando dijo, “El que no tenga pecado que tire la primera piedra”, los forzó a mirar a sus propios corazones malignos. Pablo escribió, “Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo.” (Romanos 2:1).

14 de octubre de 2012

ADICTOS A LA COSA


 Charles E. Newbold Jr.

Algunos son clínicamente clasificados como adictos religiosos. Yo soy alguien que se está recuperando de adicción religiosa. Poco antes de mi conversión en 1978, vi como esta Cosa, la iglesia, era un sistema idolátrico de tradiciones de hombres. Yo lo deseché (no a la gente dentro de ella); y sin embargo, volví a sentir una atracción seductiva hacia ella.

La necesitaba. Había encontrado mi identidad previamente en ella. Tenía presencia, poder y posición en ella. Como pastor de la misma, pensé que al menos parte de ella era mía. Mi corazón se jactaba en lo secreto. “¡Esto es mío!”. Era mi fuente de apoyo financiero. Era la única cosa para la que había sido entrenado.  Me uní a ella y ella se unió a mí.

Nos vinculamos a esta Cosa que llamamos iglesia y por ende, nos esclavizamos a ella. Nos unimos a ella y ella de alguna manera toma posesión de nosotros. De hecho, nos hacemos adictos a ella. Tal y como lo escribió Dennis Loewen, “Produce adicción. ¿Cómo lo sabemos? Una forma de saberlo es que todos pasamos por el síndrome de abstinencia cuando la dejamos”.

Algunos creyentes con discernimiento que asisten a iglesias espiritualmente estancadas, se dan cuenta de que ya no necesitan estar ahí. El Espíritu Santo esta ausente. Los cultos están muertos. El predicador es aburrido. La gente discute sobre asuntos irrelevantes y triviales. Sienten que sus diezmos se malgastan en salarios inútiles, programas e hipotecas. Sus enormes edificios están vacíos la mayor parte del tiempo. Se sienten obligados a servir en comités que sirven a la institución más que servir a la gente. Ven al liderazgo probando un truco publicitario tras otro para convertir la Cosa en algo relevante con el fin de que más personas se unan a la misma y sean activas en ella.
 

TRABAJAD PARA ENTRAR EN EL REPOSO


Davis y Clark

Consideremos detenidamente este pasaje que incluye una advertencia temible a todos los creyentes.

“Entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación. ¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron? ¿No fueron todos los que salieron de Egipto por mano de Moisés? ¿Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron?  Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad. Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.  Pero los que hemos creído entramos en el reposo, de la manera que dijo: Por tanto, juré en mi ira, no entrarán en mi reposo;  aunque las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo. Porque en cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. Y otra vez aquí: No entrarán en mi reposo. Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia.” (Hebreos 3:15:4-6).

Hemos mencionado anteriormente que Dios no está atado por el tiempo y que los efectos del tiempo llegaron por causa de la caída de Adán y Eva. Dios mora en el eterno ahora e invita al hombre a unirse a Él ahí. En su estado caído, el hombre es empujado a crear y luchar, a hacer la vista gorda y conspirar, a dejar su marca sobre la tierra. En su búsqueda de la inmortalidad, quiere dejar un legado por el que ser recordado. Para este hombre no hay reposo porque no conoce la vida eterna. Todo comenzó en el huerto de Dios, “Si coméis de este árbol, seréis como (independientes de) Dios, conociendo el bien y el mal”. Vieron que el árbol podía hacerlos sabios  y les permitiría independizarse de su Padre en cuanto a recibir dirección.

PROVOCANDO CULPA


.Charles E. Newbold Jr.

Si no damos el apoyo que se espera a la Cosa y sus programas, tanto si queremos como si no, si somos llamados a servir a una cierta capacidad o no, se nos hace sentir culpables. ¿Te has sentido culpable alguna vez por dejar de cumplir una función de la iglesia? Esas vocecitas llenas de vergüenza en tu cabeza susurran: “malo, malo”. “Fue mi culpa que el programa fracasara. No di suficiente de mi dinero y de mi tiempo a ello.” Puedes estar seguro por estos sentimientos de que estas sirviendo a la Cosa, no al Maestro.

Cuando el liderazgo de la iglesia nos pide que hagamos un compromiso con la iglesia, en realidad se nos está pidiendo que hagamos un compromiso con la Cosa. Nuestra lealtad se mide por como  servimos a esta Cosa. Se piensa de nosotros que somos cristianos perezosos si no la apoyamos; y si ni siquiera asistimos a una iglesia local, se asume que nos hemos apartado.

Por otro lado, cuando “hacemos” iglesia, tenemos expectativas de como ha de ser. Tiene que funcionar conforme a nuestras expectativas, o sentiremos que nos ha fallado.

Si la Cosa tiene que funcionar de un modo concreto antes de que tenga éxito, entonces aquellos que la apoyan van a sentir la presión de obrar de forma que la conviertan en un éxito.  Si no se convierte en un éxito, habrá alguien a quién culpar. O bien es culpa de la gente, del pastor, del director del coro,  o del consejo.

¿Qué pasa si tu y yo tenemos expectativas diferentes sobre como debería funcionar una iglesia? Tendremos conflicto. Siempre habrá conflicto en la iglesia porque siempre habrá expectativas en conflicto. Son las expectativas del hombre, no las de Dios.
 
 El Sistema de la Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr.

10 de octubre de 2012

REEMPLAZANDOLO POR EL IRREMPLAZABLE JESÚS

 
 Davis y Clark.                                                                         

Si bien es incapaz de crear nada original, Satanás es un experto en falsificaciones. El es el archi-imitador, y tiene virtualmente su propia y sucia copia de todo lo que Dios ha creado. Así como la creación lleva la imagen y semejanza de Dios, de igual manera lo que Satanás crea – o debo decir falsifica – lleva su semejanza y naturaleza. Por ejemplo, la copia de Satanás del Hijo de Dios, es el “Hijo de Perdición”. (2 Tes. 2:3)

Satanás carece de fuerza para atacar a Dios frontalmente. El ya ha probado esto y fracasó. Por eso, sus ataques al cielo necesariamente deben estar encubiertos de una forma astuta e ilusoria. El viene como un angel de luz, pretendiendo ser un mensajero de Dios. El ama el hacerse pasar por Dios. Nunca ha quitado sus codiciosos ojos del trono de Dios. Careciendo el poder de destruir los propósitos de Dios, él se ha propuesto engañar al hombre, la creación más preciosa de Dios. Su objetivo: pasar sus falsificaciones como originales de Dios. La diferencia primaria es que él está sutilmente inserto y camuflado en esta versión pervertida. Va a poseer su carácter, su espíritu, y va a manifestar sus propósitos.
 
El Cristianismo no es una religión. Satanás ama la religión, porque carece de poder, y de ninguna manera es una amenaza para él. De hecho, yo creo que la religión es el contraataque de Satanás contra la Cristiandad. Debido a que solo hay “una fe”, ¿qué entonces son todas estas otras religiones? Claramente la religión es una creación de Satanás, debido a que efectivamente posee su carácter. El nombre en sí mismo habla de la atadura del infierno. Así es como Robert Brinsmead define la religión:

¿Qué es religión? “Re’ significa “de nuevo”; “ligare” significa “unir”. La obra de la religión es unir al hombre con Dios. Como Pablo discernía, el sistema de leyes (religión) sirvió para un propósito importante (Gá. 3, 4). Con la venida de Cristo, sin embargo, Dios obró tanto para cumplir como para terminar este orden. El cumplió la meta de la religión uniendo (religionando) a Dios con el hombre en la encarnación de Su persona.

9 de octubre de 2012

POR CAUSA DE ELLO


Charles E. Newbold Jr.

Muy poco después de comenzar una iglesia, casi siempre comienza a tener una existencia de sí misma y comienza a existir por causa de ella misma. La gente en ella existe para servir a ella, más que para servir a la gente. Aquellos que están dedicados a la supervisión de la  marcha de la iglesia, esperan que sus miembros asistan a ella, la apoyen, y la sirvan.  Planifican varios programas que encajen en el modelo de lo que piensan que debería ser un servicio completo de iglesia.
  
La familia Conners había sido apoyada por su iglesia durante ocho años de labor difícil pero fiel en el campo misionero.  Después de regresar, asistieron a su iglesia durante un tiempo antes de abandonar. La primera pregunta administrativa o pastoral referente a ellos fue echa por el contable de la iglesia. “¿Asisten los Conners a la iglesia?” “No”, contestó un amigo de ellos. “¿Por qué?” “Por ninguna razón en particular”. Estaba indignado.

“Después de todo el dinero que les hemos dado, ahora que pueden ayudar no vienen”. Quizás esta hubiera sido una genuina preocupación bajo otras circunstancias, pero su interés  en ellos vino un año y medio después de su vuelta. “Estaba frustrado por el hecho de que nadie del personal hubiera ni siquiera notado que ya no asistíamos, y cuando se dieron cuenta, el primer comentario fue el del dinero”. ¿Se había gastado el dinero de los Conners? No. Estaban en otro país para gastarse a sí mismos en el Señor, a favor de los santos allí.  Parece que se esperaba de los Conners que sirvieran a la institución, pero fueron en si mismos abandonados por el así llamado liderazgo dentro de esa institución.

El hermano Billy se convirtió en el pastor de la Iglesia West Side después de la muerte de su padre. Su padre fundó la iglesia. El hermano Billy anunció un domingo que el estaba cumpliendo su visión de tener un ministerio en la cárcel y con un autobús. “Nos faltan estas cosas para ser una iglesia completa”, explicó. “Necesitamos voluntarios para el ministerio de la cárcel y para el ministerio del autobús. Hay formularios para quien quiera inscribirse, en la mesa de atrás”.

Muchos amados corazones que no sintieron ningún llamado para un servicio de este tipo, se inscribieron para hacer que el hermano Billy se sintiera bien sobre si mismo y su iglesia.  Tenían que servirle para que el cumpliera su visión de una Cosa.

Muchos a menudo se cansan de las obras de los hombres y se marchan. El liderazgo es difícil de encontrar. Si los cultos o programas estuvieran verdaderamente satisfaciendo las necesidades de la gente, la gente estaría dispuesta a apoyarlos. Una falta de apoyo puede ser un claro indicativo de que el acontecimiento ya no satisface  una necesidad que sea digna de apoyo.
 
El Sistema de la Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr.

LA ACTITUD DE JESUS HACIA EL DINERO Y LA GANANCIA TERRENA


Davis y Clark

Por todas partes los cristianos están de acuerdo (por lo menos en principio), que el ejemplo y las enseñanzas de Jesús son la autoridad final en todas las cosas que tienen que ver con el reino de Dios. Él siempre hizo las cosas que vio hacer al Padre y habló las cosas que oyó al Padre decir. Su doctrina no era propia. Ver a Jesús era ver al Padre y oírle era oír al padre. Esto convierte a las palabras de Cristo en la suprema autoridad en todos los asuntos.

Somos exhortados a tener la mente de Cristo en todas las cosas. Si hemos de llevar esto a su conclusión final, la actitud de Cristo hacia el dinero debería ser también nuestra actitud. Los teólogos llaman al Sermón del Monte (Mateo 5-7 y Lucas 12) “el preámbulo del reino” Jesús introdujo conceptos básicos del reino a los pobres. No tienes que leer mucho para darte cuenta de que este reino y su economía no son de este mundo.

De hecho, casi todo lo que Jesús enseñó sobre el dinero es considerado irresponsable en la sociedad actual. Cualquiera que se atreva a obedecer la enseñanza de Cristo en este asunto puede ser acusado de tener la cabeza en las nubes y de no estar en contacto con las realidades de la actual situación financiera. Los hombres tienden a medir sus éxitos y fracasos por el tiempo invertido comparado con el rendimiento, siempre mirando en el fondo del asunto y a los inmediatos beneficios.

Jesús comienza apuntando a este estándar falso de éxito, el asunto de las recompensas, o los pagos realizados en concepto de unos servicios prestados. Incluso al dar a los necesitados, puedes buscar la recompensa de ser considerado un filántropo o una persona dadivosa entre los hombres.

 Jesús sigue diciendo, “al orar, no uséis vanas repeticiones como hacen los gentiles. Porque piensan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes de que se lo pidáis”. (parafraseado). Las vanas repeticiones de los gentiles eran peticiones incesantes de cosas materiales de esta vida. Esperaban obtener lo que deseaban mediante una repetición y persistencia constantes, como un niño cuando pide un obsequio en el supermercado. Eran como Aladino frotando la lámpara mágica. Esto no funciona con el Dios viviente.

Él es un Padre bien familiarizado con las necesidades de Sus Hijos y cuida de ellos. Sabe lo que necesitamos antes de que le pidamos. El conocimiento de este gran amor cambia nuestra forma de acercarnos a Él. En lugar de venir con incesantes peticiones de cosas para consumir para nuestro propio placer, venimos en fe, con las manos abiertas, confiando que el Padre sabe mejor lo que necesitamos para la vida, y confiando también que Él nos dará nuestro pan diario como Él mismo lo determine.


LA COSA


Charles E. Newbold Jr.

Organizamos esta Cosa. Le damos nombre, la legalizamos, escogemos responsables para ella, abrimos cuentas bancarias en su nombre y entrenamos y contratamos al personal para que la ponga en marcha. Tomamos dinero para ella. Programamos campañas para reclutar más gente a unirse a ella. Llevamos un registro de asistencia a ella.

La amamos, nos enfadamos con ella, dimitimos de ella, y la abandonamos. Si estamos particularmente contentos con ella, hacemos folletos y la publicitamos para promocionarla.

Evaluamos la Cosa para determinar su éxito o fracaso. “El culto de alabanza fue bueno”, decimos. “El sermón estuvo bien”, “la ofrenda fue pobre”. “La asistencia fue baja”.

Pregunta a un pastor como va su iglesia, y puede que conteste con comentarios como que “nuestro programa de edificación va muy bien”, “Tenemos nuevos miembros”, “Hemos duplicado la membresía en el último año”, “Estamos perdiendo gente por la puerta trasera en cuanto han entrado por la puerta principal”. ¿Puedes ver donde esta su corazón? Está evaluando la Cosa sobre la que él probablemente es la cabeza.  El crecimiento de su iglesia  se refleja en su éxito o fracaso como líder. Por otro lado, si contesta respecto del bienestar espiritual del pueblo, entonces entenderá más o menos lo que significa ser el cuerpo de Cristo. “Bueno, ya sabes, muchos han sufrido alguna aflicción, pero eso les ha hecho más fuertes en el Señor”.

Si habla sobre su gente de forma posesiva, esta atrapado por su propia vanidad.  No son su pueblo. Por otro lado, si habla sobre las ovejas que pertenecen al buen pastor que es Jesucristo, puede  que sea  libre y que posiblemente libere al pueblo de Dios.

El Sistema de la Iglesia Ramera  - Charles E. Newbold Jr.

El DIA DEL SEÑOR UN DIA DE CONFUSIÓN


George Warnock

“Terror, foso y red sobre ti, oh morador de la tierra. Y acontecerá que el que huyere de la voz del terror caerá en el foso; y el que saliere de en medio del foso será preso en la red; porque de lo alto se abrirán ventanas, y temblarán los cimientos de la tierra.” (Isaías 24:17,18).

Salid y construid vuestros refugios anti-bombas y vuestros escondites, y aprovisionadlos bien de alimentos, agua y armas. En ese día descubriréis que el tesoro que habéis acumulado para el día del mal no os servirá para nada. Mucho mejor si distribuís vuestro exceso de riquezas en lugares de necesidad, y de ese modo, “haced tesoros en los Cielos”, y hallad vuestra morada en Dios.

“Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación.” (Isaías 26:20).

Vuestro refugio en doctrinas sobre la segunda venida que os prometen seguridad y protección serán barridas cuando el granizo de Dios comience a caer. No sorprende que los maestros y los profetas y aquellos que aseguran al pueblo que Dios los arrebatará de todo ello, salgan corriendo en busca de seguridad en aquel día, para no hallar ninguno.

“Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo.” (Isaías 28:17).

Y sin embargo, en medio de toda la tribulación, el pueblo que ha encontrado su refugio en Dios, se gozará en su Dios.

“Vosotros tendréis cántico como de noche en que se celebra pascua, y alegría de corazón, como el que va con flauta para venir al monte de Jehová, al Fuerte de Israel.” (Isaías 30:29). ¿Cuándo y dónde está todo este gozo? El mismo tiempo de la ira del SEÑOR: “Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo.” (V.30).

 ¿Quienes Sois? - Georrge Warnock

LA ETIMOLOGIA DE LA PALABRA “IGLESIA”


Charles E.Newbold Jr.

Con la tendencia a la construcción de edificios para la adoración de Dios, no es sorprendente que los traductores de la Biblia en inglés, King James, escogieran traducir la palabra griega “ekklesia” usando la palabra inglesa “church” (“iglesia”, en inglés). Una mirada profunda a la etimología de la palabra “iglesia” puede ser bastante reveladora.

Yendo hacia atrás en el tiempo, la palabra inglesa “church” derivó de la antigua palabra inglesa cirice, relacionada con la palabra noruega/escandinava kirkja. Ésta, a su vez, procedía de la palabra Germánica kirka; que derivó de la palabra Griega Kyrite; y ésta, a su vez, derivó de la palabra Griega kurio, que significa “gobernador”, “señor”,”maestro”. En Griego, Kuriake oika significa “la casa del señor”.

Así, la palabra iglesia llegó a significar “un edificio apartado o consagrado para la adoración pública” {1}

Aunque la palabra inglesa “church” (“iglesia”, en inglés) no tiene su raíz en el término griego ekklesia, se usa para traducir ekklesia. Ekklesia es la composición de dos palabras Griegas: ek, que significa “fuera de”, y kaleo, que significa “llamar”. Combinadas, la palabra significa literalmente “llamar fuera de”. Ekklesia se utilizaba comúnmente entre los griegos en referencia a un cuerpo de ciudadanos que se “reunían” para discutir los asuntos de estado {1}. Una traducción correcta y bastante apropiada de ekklesia es “los llamados fuera de”, aunque hay veces en que el contexto demanda que “asamblea” o “reunión de los llamados fuera”, sean otras expresiones usadas. La palabra tiene que ver con una gente que son “llamados fuera de” para congregarse.

Quizás, los traductores de la versión de la Biblia King James tuvieran la idea de que el cuerpo de Cristo pudiera considerarse como una kuriake oika (La casa del Señor), puesto que somos el templo del Espíritu Santo. 1 Cor.3:16. quizás. Pero desde entonces hasta ahora, la palabra iglesia se usa para referirse no solo a personas. Su uso ha sido adulterado de tal forma que nunca deberíamos usarla cuando nos estamos refiriendo al cuerpo de Cristo. Es apropiado el uso de la palabra “church” (en español, “iglesia”),  cuando estamos de hecho hablando sobre un edificio pero no cuando estemos hablando sobre el cuerpo de Cristo. (1). Lo que llamamos “church” en inglés (en español, “iglesia”) es una Cosa. La ekklesia, es un pueblo.
 
El Sistema de la Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr.

"DOY GRACIAS A DIOS POR JESUCRISTO..."


Davis y Clark

Así pues, ¿Dónde está nuestra esperanza? ¿Estamos destinados a seguir degradándonos en cuerpo y alma, cayendo cada vez en profundidades mayores de separación de nuestro justo Creador? ¡Mil veces NO! Del mismo modo que el pecado, la enfermedad, el envejecimiento y la muerte entraron por Adán y Eva, así también LA VIDA entró en la ecuación humana por el Último Adán.

Lee detenidamente este pasaje de la carta de Pablo a iglesia de Corinto:
 
“Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder.    Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual. Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el

segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.

Y así como hemos traído la imagen del terrenal, traeremos también la imagen del celestial. Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (1ª Corintios 15:42-57).
 
Aquí leemos que el viejo hombre, corruptible, debe vestirse de incorrupción, y esto mediante la permanencia en la obra consumada del Segundo Adán, el Cristo resucitado. Él ha hecho toda provisión necesaria para que nosotros nos levantemos de nuestro estado caído. Si, por la salvación de Jesús, nos revestiremos de cuerpos espirituales nuevos para vivir en ese mundo espiritual llamado cielo. Pero eso no es todo. ¡También ha preparado el camino para que vivamos en perfecta comunión con nuestro Padre y creador mientras estemos en esta tierra! Ahora es cuando entramos en la vida eterna—no limitada por el tiempo.

Jesús dijo, “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.” (Juan 6:54).  Fíjate en el tiempo presente, tiene. Luego siguió diciendo: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen,  y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.” (Juan 10:27-28). La maldición se rompe al permanecer en Cristo, el Último Adán, el Espíritu vivificante, como nuestra vida. Los que creemos en Él nunca moriremos. Simplemente nos vamos despojando de este cuerpo natural sujeto a la corrupción y avanzamos hacia un cuerpo eterno adecuado para nuestras almas regeneradas para el resto de la eternidad.

 De la Ley al Reposo - G.Davis y M.Clark
"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry