" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

15 de diciembre de 2011

IMITADOR MAGISTRAL


Phil Beach Jr

Amados, la forma de operar de este espíritu del potencial humano es mediante la imitación de las operaciones del Espíritu Santo.
Las operaciones particulares que este espíritu del potencial humano detesta más son las obras benditas del Espíritu Santo de ofrecer para Dios todo lo bueno que es Cristo, y todo lo que Él ha hecho para el creyente, y su constante buen obrar, en el santuario de nuestro espíritu, nuestra continúa transformación a la semejanza misma de Cristo, en todas las cosas, excepto en su deidad.

Muchos piensan hoy que la obra principal del diablo hoy es imitar al Espíritu Santo inspirando falsas visiones, falsas profecías, falsas señales y prodigios, etc. Aunque el diablo sí que hace esto, ésta no es su obra principal.

Y muchos de los que no caen presa de esta área de falsedad, están siendo engañados en ésta otra área, de imitación mucho más sutil. Porque es aquí, en el ministerio más sagrado del Espíritu Santo y de Su ofrenda a Dios de lo que es de Cristo, donde se hallan el mayor engaño y batalla espiritual. Mirando más de cerca de esta batalla, veremos algo de la naturaleza de la gran burla, la gran obra falsificadora del espíritu del potencial humano.

De la misma forma que el Espíritu Santo ofrece lo que es de Cristo al Padre, y siempre está ocupado en formar a Cristo en nosotros, como la única vida que puede ser complaciente, fragancia dulce a nuestro Dios, igualmente, el espíritu del potencial humano enmascarado como el Espíritu Santo, siempre esta queriendo ofrecer las “buenas” obras de la carne como falsificaciones de la vida de Cristo, como una burla a su obra consumada.

Enviado por el diablo a todos los que están dependiendo absolutamente de Dios, el espíritu del potencial humano espera engañarnos para hacernos creer que es la vida de Cristo que asciende hasta Dios, cuando en realidad es la ofrenda de Caín, el fruto de nuestra “tierra”, que es maldito y rechazado por Dios.

De la misma forma que uno de los propósitos principales del Espíritu Santo es obrar en nosotros por reproducción espiritual el propio carácter de Cristo, el Hombre de gloria, y después ofrecer esta vida a Dios como la vida por la que vivimos momento a momento, de la misma forma el espíritu del potencial humano pretende imitar este proceso avivando el fuego de todas las “buenas” obras latentes de nuestra carne.
Pretende ofrecer estas obras a Dios y hacernos confiar en sus méritos, ¡Incluso pensando que son los frutos de Cristo, cuando en realidad son de la carne, burlándose de Cristo y de todo lo que Él representa! Aunque puede que no veamos esto tan horroroso como es en realidad, es de hecho una burla, un sustituto blasfemo de Cristo, que es la única vida de la nueva creación.

La bestia de Apocalipsis 13:1-7 es descrita como alguien con nombres blasfemos, y que habla blasfemias contra Dios, Su Templo, y todos los que habitan en los cielos. ¡Qué revelador!
¿Podría ser que el asiento de esta bestia se encontrara en el mismo corazón del pedestal que este espíritu del potencial humano tiene en la iglesia, y que lo ha tenido desde su nacimiento en Pentecostés?
¿Podría ser que para llegar al asiento de la bestia en esta hora, tuviéramos que expulsar a este espíritu del potencial humano, y orar que Cristo tuviera Su lugar como la Cabeza absoluta de Su cuerpo?

El Espíritu del Potencial Humano - Phil Beach Jr.

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry