" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

18 de marzo de 2013

¿BUEYES TRILLANDO EL GRANO?


 
Davis y Clark
Cuando advertimos a los hermanos del peligro de buscar ganancias deshonestas en nombre del ministerio, con frecuencia nos citan el siguiente pasaje en su propia defensa. “No pondrás bozal al buey que trilla” (1ª Tim. 5:18). Ahora miremos de cerca la analogía que dio Pablo.

Imagínate que eres un buey atado a su yugo, es decir, a una viga de madera, y forzado a trazar círculos todo el día, empujando una piedra de molino que va aplastando el grano. ¿Es consciente el buey del almacenamiento del grano que él mismo hace por su esfuerzo? ¿Almacena todo el grano que puede por sí mismo? ¿O simplemente come lo suficiente para seguir sirviendo a su amo, sin ninguna otra clase de ganancia? Si vemos las vidas que vivieron Jesús, Pablo y los otros apóstoles—vidas consagradas en servicio desinteresado a Dios—el ejemplo del buey comienza a entrar en su perspectiva correcta.

Cuando Jesús dijo que Su reino no era de este mundo, eso es exactamente lo que quería decir. Cuando Él y los apóstoles murieron dejando atrás este mundo, el único legado que dejaron fue un legado de riquezas almacenadas en el Cielo, y no aquí en la tierra.

Vivieron para servir al Padre. Fueron verdaderos bueyes espirituales, trillando un trigo precioso y almacenándolo para Él, no para la ganancia de ellos, sino para el beneficio de los santos y del Reino del Padre. Si tuviéramos que aplicar la analogía de Pablo a los líderes de la Iglesia de hoy, el buey tendría que comer todo el grano o almacenarlo en su propio granero, ¡convirtiéndose él mismo en el principal beneficiario del trillado!
Haran Mercadería de Vosotros - G.Davis y M.Clark

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry