" Los Isrealitas atravesaron el Jordan y se establecieron en la tierra prometida en su ultimo campamento (Campamento No. 42) al final del exodo , lo cual nos indica simbolicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra promedita y la herencia de los hijos de Dios.

18 de febrero de 2013

ISRAEL: ESCOGIDO POR UN PROPÓSITO


Charles E. Newbold Jr.


Israel fue escogido por Dios para que pudiera tener un pueblo que fuera llamado por su Nombre. Deut. 28:10; 2ª Cron. 7:14; Dan. 9:19; Hechos 15:14. Habían de ser un pueblo a través del cual Dios haría un Nombre para Sí mismo. 2ª Sam. 7:23; 1ª Cron. 17:21. Serían para El un pueblo, un nombre, una alabanza, y una gloria. Jer. 13:11.

Israel había de ser una nación (separada) de personas para el Señor. Después de tres meses de salir de Egipto  y de haber acampado en el desierto del Sinaí, Moisés subió al monte a hablar con Dios. Dios le dijo a Moisés que dijera al pueblo: “Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y como os tomé sobre alas de águila, y os he traído a mi. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es la tierra: Y vosotros  me seréis un reino de sacerdotes y gente santa.” Éxodo 19:4-6.

Los seguidores de Cristo, sean judíos o gentiles, son el cumplimento de la expectativa divina. Pedro escribió respecto de los que creerían en Jesús: “Mas vosotros sois linaje escogido,  real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido de Dios para que anunciéis las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”: 1ª Ped. 2:9.

El Señor había de ser su Dios y ellos habían de ser Su pueblo. No debían tener otros dioses delante de ellos. No debían invocar el nombre de cualquier otro dios y darle a ese dios la gloria por las cosas que Dios había hecho a favor de ellos. Eso sería un gran insulto a Dios, a su Nombre, y a aquellos que eran llamados por Su nombre. Dios esta celosamente celoso de todas aquellas cosas en las que ponemos más confianza, consuelo y placer que en Él mismo.

El Sistema de La Iglesia Ramera - Charles E. Newbold Jr.

No hay comentarios:

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"
Matthew Henry