Los Israelitas atravesaron el Jordán y se establecieron en la tierra prometida en su último campamento (Campamento No. 42) al final del éxodo, lo cual nos indica simbólicamente la libertad y conquista a la que esta llamada la iglesia al salir de la religión a una vida de libertad, en una relación directa, vital y real con Cristo Jesús; Cristo es símbolo de la tierra prometida y la herencia de los hijos de Dios.

La santidad es la obra del Espíritu Santo en nosotros, separándonos del amor del mundo. La santidad es un cambio de naturaleza desde dentro como resultado de la obra de Dios en nosotros. No es lo que hacemos externamente, sino quienes somos por dentro, lo que importa a Dios.


8 de julio de 2018

EL APOSTOL PABLO CONTINUA


Michael Clark, George Davis

Pasaron más de diecisiete años antes de que Pablo subiera a Jerusalén para resolver el conflicto de Antioquía. Los verdaderos apóstoles no nacen de la noche a la mañana.
Durante este periodo de catorce años (2:1), Bernabé, a petición de la asamblea en Jerusalén, fue a ver si los informes de la notable iglesia Gentil de Antioquia eran ciertos. Obviamente esos apóstoles que estaban sentados confortablemente en popularidad en Jerusalén, no empezaron esa obra, o de lo contrario habrían sabido acerca de eso. La Iglesia de Antioquía que Bernabé vio fue una gran causa de gozo para él, y no tenemos ningún registro de que el haya enviado ningún informe de vuelta a Jerusalén. ¿Quien fue el primero en quién Bernabé pensó cuando encontró esta gloriosa Iglesia de Antioquía que había florecido misteriosamente? El recordaba a Saulo y su carga por los Gentiles, y sin tener mucho en cuenta en dejar a los apóstoles de Jerusalén, Bernabé se dirigió directamente a Tarso a buscar a Saulo.
Cuando Bernabé encontró a Saulo le contó acerca de esta anomalía en Antioquía. Retornaron juntos y estuvieron allí en la Iglesia de Antioquía, enseñando a los creyentes durante todo un año (Vea Hechos 11:22-26).

Apostoles Verdaderos o Falsos - Michael Clark, George Davis

No hay comentarios.:

"Consuelo para los que están en este mundo, pero que no son de este mundo, y por tanto, son odiados y están cansados de él, es que no estarán para siempre en el mundo, ni por mucho tiempo más"

Matthew Henry